miércoles, 10 de octubre de 2007

EL CAMBIO CLIMATICO EN CHILE


EFECTOS DEL CAMBIO GLOBAL EN CHILE

Introducción

Durante miles de millones de años el planeta y la biosfera han estado cambiando. Esto ha sido así desde mucho antes de la aparición de nuestra especie, pero lo nuevo es que el cambio actual está ocurriendo muy rápido, desde el punto de vista de la capacidad de respuesta de los subcomponentes del sistema y, muy importante, es precisamente el hombre quien lo genera.
En el pasado, la especie humana fue más bien receptora de los cambios sobre el planeta y debió adaptarse a ellos (piénsese en las glaciaciones, por ejemplo). Ahora el hombre está produciendo o induciendo las modificaciones, y éstas son tan vastas y profundas que apenas somos capaces de comprenderlas. Los cambios son muy rápidos, lo que limita el tiempo de respuestas que pueden mostrar los subsistemas abióticos y bióticos.
Esto es importante ya que la adaptación biológica a los cambios demora generaciones, y el proceso que hemos desencadenado tiene un tiempo de recambio muy inferior al tiempo generacional de muchos de los organismos que habitan la biosfera. Lo más preocupante es que las modificaciones son cada vez más frecuentes, es decir, se trata de una tasa de cambio creciente. Tampoco cabe duda que la especie humana es una adición reciente (cerca de 3 millones de años) a la economía de la naturaleza, y que por su posición de consumidor en el ecosistema puede y debe alterarlo para su existencia.
En otras palabras, la existencia humana implica a lo menos algún cambio en la biosfera. Es importante percibir que la creación de alimentos y otros bienes para nuestra especie sólo ocurre por transformación de los recursos existentes. Generalmente, la producción de alimentos, fibras y sustancias que requerimos para nuestra existencia implica una simplificación de los ecosistemas.
Además, la especie humana, consciente o inconscientemente, vierte sus residuos al ambiente, en el convencimiento de que la naturaleza reciclará los desperdicios y los transformará en materias primas que podrán reutilizarse. Reconocer estas dos funciones de los ecosistemas, producción y reciclaje, es clave para entender el proceso de cambio global en que estamos inmersos.


CAMBIO CLIMATICO EN CHILE

El Cambio Global de Origen Antrópico.

Históricamente, el hombre ha tenido un papel menor en el manejo de los flujos de materia en los ecosistemas y en la transformación de los paisajes. Hoy esto ya no es así; el hombre se ha convertido en una especie "clave", un agente de transformación ecosistémica a nivel planetario al perturbar todos sus componentes, si bien las transformaciones de la biosfera no son siempre equivalentes en sus distintas regiones. Estas diferencias geográficas podrán llevar a pensar que se trata de un conjunto de problemas separados, sólo nacionales o regionales, pero con ello se negaría la globalidad de las transformaciones, lo cual dificultaría su comprensión y eventual solución. Sabemos que los ecosistemas se alteran de distintos modos cuando son perturbados por el hombre, y que no existe un principio que asegure su sustentabilidad.
Es decir, no se ha descubierto ningún principio o ley que asegure que los ecosistemas tolerarán nuestras perturbaciones sin degradarse. Baste recordar la desertificación como caso extremo y ejemplar, que los chilenos hemos producido tanto en las zonas áridas del Norte Chico como en las zonas boscosas de Coyhaique.

En el pasado, las alteraciones antrópicas fueron menores y más espaciadas, y la influencia humana no revistió mayor importancia. Ahora, las perturbaciones ocurren a gran escala en todas partes y en todos los componentes del ecosistema Tierra. Han dejado de ser independientes entre sí y pasado a formar parte de un solo gran fenómeno de escala planetaria. Debido a la globalización de la economía, los grandes volúmenes involucrados, el aumento de las distancias entre los centros de producción y demanda de productos, y la integración casi fisiológica que ha mostrado la biosfera, se ha desencadenado un proceso de cambio totalmente nuevo que tratamos de entender para poder guiar, mitigar o evitar sus consecuencias negativas.

El cambio global se refiere a todos los cambios que se están produciendo en forma más o menos simultánea en todo el planeta, tales como: El aumento de la población humana y su presencia en toda la biosfera, los cambios en el uso humano de la superficie y atmósfera planetarias, las alteraciones en los flujos de sustancias y elementos químicos, el aumento en las concentraciones urbanas. Todos estos síntomas podemos reconocerlos en Chile, y este capítulo intenta mostrar que estos cambios locales son parte de un fenómeno planetario.
El cambio global nos afecta, estamos inmersos en él. Lo que se describe en este libro no son sólo problemas chilenos, sino parte de fenómenos globales que están dando de una u otra forma en todo el planeta, y cuyo factor común es la presencia del hombre y las transformaciones profundas que está introduciendo en la filosofía planetaria. Los cambios no sólo son muy rápidos sino además novedosos desde el punto de vista biológico y cultural; los entendemos sólo parcialmente y estamos todos casi igualmente faltos de herramientas conceptuales y tecnológicas para enfrentarlos.


La Población Humana y su Impacto Ambiental

Uno de los fenómenos más complejos de interpretar en relación con el cambio global es el de la población humana. La especie humana ha experimentado durante los últimos miles de años, y especialmente en los últimos 500, un crecimiento y cambios sin precedentes en su distribución poblacional. El aumento poblacional ha ocurrido en casi todos los países, pero especialmente en los del Tercer Mundo, incluido Chile.
Una misma cantidad de población humana, incluso una misma densidad, puede tener efectos ambientales muy distintos, dependiendo de sus relaciones en el entorno. Tecnología mal aplicada o exceso de demanda por sobre lo que el ecosistema es realmente capaz de tolerar, pueden tener efectos de transformación de tipo degradativo. La historia ecológica de Chile nos enseña que éste es el origen de parte de la degradación ocurrida con algunas especies, paisajes, acuíferos, lagos, ríos, etc. La degradación ambiental es equivalente, desde el punto de vista ecológico, a una reducción de la superficie y del potencial natural del país y, por lo tanto, debe ser una preocupación fundamental de toda la población.

Una población con economía de subsistencia, sin acceso a oportunidades de tecnología y crédito, puede tener efectos desbastadores sobre el ambiente al generar una degradación progresiva del entorno en su intento por sobrevivir a expensas de un medio que cada año tiene menos capacidad de sustentarla. En Chile se conocen casos de este tipo, y aún hoy tenemos un porcentaje considerable de población que no ha sido adecuadamente absorbida por los centros industriales, y vive desde el Norte Chico a los bosques del sur en una economía de supervivencia que lenta e imperceptiblemente va degradando aún más los recursos de paisaje.

La población humana no debe ser vista sólo como número de personas que alimentar y educar, como recurso, sino también por su efecto sobre el ambiente. Una evaluación del impacto humano sobre la biosfera debe considerar el efecto total producido y compararlo con la capacidad del ecosistema para tolerar el tipo y la cantidad de presión antrópica ejercida en las condiciones tecnológicas actuales. Son estas presiones las que producen degradación.
En el futuro puede que ambos factores cambien, pero también es posible que la degradación ya se haya producido. El Norte Chico, por ejemplo, fue degradado (desertificado) en momentos en que nuestra percepción y tecnología eran muy diferentes. Es posible que hoy, enfrentados a la misma situación, no permitiríamos los usos no sustentables que en está época le hicieron, o propiciaríamos escenarios de uso muy distintos. Ahora el daño está causado y el ambiente ya ha sido degradado. La recuperación de esas enormes superficies es casi imposible económicamente, ya que existen otras urgencias que estarán siempre presentes.
Si bien podemos ponerle precio a unas hectáreas desertificadas, es difícil evaluar qué precio tiene para Chile la degradación del Norte Chico. Desde el punto de vista de capacidad de sustentación de población humana, el cambio del Norte Chico ha significado ciertamente una reducción de ella. Sabemos que las capacidades de sustentación de las distintas zonas del país son diferentes, y para cada zona deben investigarse tanto los efectos ambientales producidos por la población existente como los esperables por la población proyectada en caso de continuar el tipo de relación con el ambiente.
Si existe degradación ambiental, aunque la densidad humana parezca baja comprada con la de otras partes del país o del planeta, se deben investigar sus causas y determinar los cambios necesarios. Debido a que los cambios ambientales pueden ser de difícil reversibilidad, como con la desertificación, o imposibles de recuperar, como cuando se extinguen especies, es importante que los cambios correctivos se lleven a cabo en un plazo suficientemente corto como para no seguir degradando el potencial natural de una zona. No es el propósito de este capítulo detallar todos los problemas globales, pero sí describir la dinámica general en que estamos insertos, permitiendo contextualizar los problemas ambientales descritos en otros capítulos. A continuación nos referimos a algunos de estos problemas.

El Efecto Invernadero

Unos de los cambios que el hombre está produciendo es sobre la composición de la atmósfera, y una parte de él alude a la disminución del gas ozono y sus posibles consecuencias sobre los organismos. Este cambio es producido por los denominados gases con efecto invernadero, tales como: anhídrido carbónico (CO2), metano, cloruflurcarbonos y vapor de agua. Como es sabido, estos gases tienen la capacidad de permitir el paso de la radiación solar incidente y, he aquí el problema, impedir el paso de la radiación reflejada por la superficie del planeta, atrapando la energía y produciendo su calentamiento.
Evidentemente, en la medida que aumenta la concentración de estos gases en la atmósfera mayor es su calentamiento. Es importante notar que el efecto invernadero es un fenómeno natural, no es nuevo en la historia del planeta, y se llama así por analogía con el calentamiento que se produce en los invernaderos como consecuencia de un fenómeno similar que atrapa el calor. Por ello la temperatura de la Tierra es de 32º C más alta de lo que sería sin gases invernadero, y la temperatura promedio de los planetas Venus, Tierra y Marte coincide con la calculada sobre la base de este efecto.
No debe entonces sorprender que al aumentar la concentración atmosférica de los gases invernadero en la Tierra, como consecuencia de algunos procesos industriales, quema de los bosques y otros, aumente la temperatura. De hecho, se sabe que, al menos en los últimos 160.00 años, ha habido una buena correlación entre la temperatura del planeta y la concentración de gases invernadero. En consonancia con estas observaciones, desde comienzos de la Revolución Industrial la concentración de CO, atmosférico ha aumentado de 280 a 350 partes por millón (un 25%), y el incremento térmico medido ha sido de cerca de 0,5º C.

EFECTO INVERNADERO

Consecuencias del Aumento del Efecto Invernadero

No hay certeza real, no podría haberla, sobre lo que ocurrirá en el futuro. Se sabe que si se continúa inyectando gases con efecto invernadero a la atmósfera la temperatura promedio continuará aumentando. La incerteza se refiere más bien a la velocidad, magnitud y distribución de los cambios, así como a los efectos que los cambios climáticos puedan producir sobre los ecosistemas y las sociedades humanas. La organización Meteorológica Mundial y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente establecieron en 1988 un grupo de alto nivel denominado Panel Intergubernamental sobre Cambios Climáticos, para estudiar los posibles cambios climáticos. El propósito de este capítulo no es dar una descripción detallada del problema, sobre el cual existen muchos libros y publicaciones, sino hacer un breve resumen del estado del conocimiento.

Para realizar predicciones sobre del cambio climático, los meteorólogos construyen modelos de simulación denominados Modelos de Circulación Global (en inglés, Global Circulatión Models o GCMa), que intentan reproducir los fenómenos de circulación atmosférica y oceánica, y los intercambios de calor y agua que estarían produciendo a nivel planetario
Debido a los importantes vacíos de conocimientos actuales, y a la capacidad todavía reducida de los mejores computadores existentes, los modelos aún elementales y difieren mucho en sus descripciones. Por un lado, la grilla en que parcializan el mundo es muy gruesa, en general entre 4 y 8º de longitud. Por esto, accidentes geográficos como la Cordillera de los Andes, capaces de generar cambios climáticos importantes en distancias de sólo 299 km., no aparecen representados en los modelos. Esta baja resolución implica limitaciones muy serias cuando se quiere discutir los cambios a nivel regional o nacional.

Por otro lado, los modelos difieren en sus premisas y en los procesos que consideran, y todos son incompletos. Distintos modelos incorporan distintas retroalimentaciones entre componentes, e incluso distintos componentes, como por ejemplo los océanos y las nubes que se podrán formar. Por ello no es extraño que sus descripciones de los climas de Sudamérica, en función de la precipitación y temperatura, estén en discrepancia con las mediciones. Las predicciones que se hacen para cuando la cantidad de CO2 atmosférico (en realidad la suma de los efectos de todos los gases invernadero expresadas como efecto sólo de CO2) sea el doble en relación a la actual, también difieren entre sí. Algunos modelos presiden sequías donde otros predicen aumentos de precipitación, y aún los incrementos térmicos anticipados son desiguales en las distintas conceptualizaciones.

A modo de ejemplo, aunque sin afirmar que tales predicciones son buenas, se han construido diagramas climáticos para localidades ubicadas en la costa occidental a latitudes comparables en Chile y Norteamérica. Como se sabe, estas cosas tienen en la actualidad una gran similitud fisionómica, y es posible observar secuencias antiparalelas de paisajes desérticos a bajas latitudes, matorrales a latitudes intermedias, y bosques lluviosos templados a altas latitudes. Para ejemplificar el estado de las predicciones teóricas, se efectuó una comparación entre datos reales y simulados por modelos (obtenidos en parte bajo el auspicio del proyecto FONDECYT 614-1989) para dos concentraciones de CO2: la actual y otra equivalente al doble de ella. Se usaron los datos generados a partir de tres GMECs: el GFDL (Estados Unidos), el GISS (Estados Unidos), y el UKMO (Reino Unido).
En primer lugar se construyeron los diagramas climáticos reales a partir de los datos de las estaciones meteorológicas respectivas en los últimos 15 años. Luego, se compararon esos diagramas con los generados por los modelos para una concentración de CO2 como la actual. Como los resultados difieren mucho entre sí, para cada localidad se seleccionó el modelo que más se asemejara a los datos observados, descartando los otros dos. El criterio de semejanza fue la mínima diferencia de precipitaciones y temperaturas medias para todos los meses.
Los resultados que ejemplifican el estado de algunos de los mejores modelos actuales (se muestran figuras 7.1 .7.10?) Cada figura contiene el diagrama climático real (arriba), el del mejor modelo para la actual concentración de CO2 (centro), y el predicho por ese modelo para cuando la concentración de CO2 sea el doble de la actual (abajo)

Al comparar las figuras es evidente que no existe un único modelo que describa con mayor semejanza toda la situación climática actual. Sin embargo, el UKMO es el mejor la describe en casi todas las localidades de Norteamérica analizadas, con excepción de la localidad de Jeneau (58º N) en Alaska, donde el modelo seleccionado fue el GISS. Para Chile el modelo GFDL produce, para la actual concentración de CO2, los resultados más semejantes al diagrama climático real para todas las localidades analizadas. La semejanza entre los modelos y el diagrama real tiende a ser mayor para las localidades norteamericanas que para las chilenas, y es particularmente baja para las localidades chilenas al norte de los 30º S, donde el efecto de pantalla de la Cordillera de los Andes y el efecto desencante de la corriente fría de Humboldt no fueron considerados. Se infiere que los cambios climáticos no serán paralelos en ambos continentes, y que la antisimetría de los paisajes en sus márgenes occidentales se perdería o disminuiría.

A fin de describir lo que anticipan los modelos, sin considerar que sus predicciones son "correctas", es posible comparar las temperaturas anuales promedio con las predicciones de los modelos para la concentración actual y para el doble de CO2, los resultados para Chile y Norteamérica en la figura 7.11, sugieren que el cambio significaría para todas las latitudes un aumento de temperatura de más de 3,5º C, pero con diferencias entre ambos hemisferios. En Chile, el cambio sería mayor a medida que aumenta la latitud, mientras en Norteamérica esta tendencia no se advierte claramente, pareciendo incluso inversa.

La gran discrepancia entre los indicado por los modelos y lo medido revela que ellos son aún inadecuados como predictores climáticos a escala local. A pesar de ello, a continuación se resumen algunas de las predicciones más actualizadas. Respecto al calentamiento global se anticipan aumentos de temperatura de 2 a 5º C en promedio una vez que se duplique el CO2. Este efecto, debido a la presencia de otros gases, se produciría entre los años 2.030 y 2.050. Por la asimetría ínter hemisférica el aumento de temperatura se sentirá unos 20 a 30 años antes en el Hemisferio Norte que en el Sur. Una predicción reciente que considera la asimetría entre hemisferios anticipa que los cambios serán mucho más lentos y de menor envergadura en nuestro hemisferio (ver figura 7.12?). Debe considerarse que estas predicciones anticipaban para la actualidad incrementos de temperaturas mayores que los medidos. De ser acertadas, corrigiendo por el incremento medido, los sectores más australes de nuestro país apenas percibirán la duplicación del CO2 en los primeros decenios del próximo siglo, con el incremento de temperatura del orden de 0,5º C.

Es necesario repetir que estos valores son muy discutibles, pues no se entiende bien el papel que podrían jugar algunos elementos de la biosfera como las nubes. El agua es un gas invernadero y podría hacer subir la temperatura, pero, por otro lado, si aumenta la nubosidad una fracción mayor de la radiación incidente sería reflejada por las nubes y la temperatura podría aumentar en menor magnitud. En relación al ciclo hidrológico, se espera que con el aumento de temperatura aumente la evaporación y la nubosidad, lo que aumentaría las precipitaciones, aunque no hay consenso de si será sólo el invierno y en todas partes por igual. Algunos modelos predicen desecación en algunas áreas y aumento de precipitación en otras, pero, sin embargo, no logran coincidir entre sí.

Al considerar el nivel de los mares, se cree que el aumento de temperatura produciría derretimiento a nieves y glaciares, que serían parcialmente compensados por los aumentos de precipitaciones sólidas sobre las grandes masas todavía heladas de Groenlandia y de la Antártica. Se espera que el aumento neto en el nivel de los mares sea del orden de 1-2 mm por año, y que llegue a unos 50 cm con la duplicación de CO2. Sobre este punto también existen muchas discrepancias entre los modelos, no obstante, el aumento del nivel de los mares es una posibilidad real.

Otro aspecto es la reducción en la temperatura de la atmósfera. Como consecuencia del efecto invernadero, más calor quedaría atrapado en la atmósfera, y la estratosfera se enfriaría. Debido a ellos se favorecería la desintegración química del ozono y habría un aumento en el agujero de ozono antártico. Los clorofluocarbonos jugarán aquí un papel dual, como gases con efecto invernadero y facilitadores de la reducción del ozono. En general, las predicciones globales parecen más confiables que las continentales, y las efectuadas para pequeñas áreas o países (como Chile) son absolutamente poco confiables.

Respecto a los ecosistemas, es deseable poder anticipar los cambios climáticos que pueden tener lugar en ellos y sus respuestas, para explorar además sus consecuencias sociales. Lamentablemente, como se mostró hay dificultades para predecir las consecuencias ecológicas del cambio del clima. Es importante mencionar que desde hace varios años se trabaja en distintas partes del mundo para mejorar el entendimiento de estos cambios. Por otra parte, nunca se han estudiado los efectos de corto o largo plazo al aumentar simultáneamente la temperatura y CO2 , para los organismos , y variar la cantidad de agua disponible. Algunos experimentos muestran respuestas de ecosistemas completos son todavía desconocidas, al igual que para las cadenas tróficas que podrían tener distinta sensibilidad. Sin embargo, ésta también es un área donde existen grandes proyectos internacionales de investigación, y en la que continuamente están apareciendo novedades.

Otro aspecto poco conocido es el de las reacciones humanas ante los cambios climáticos y sus consecuencias. Es de esperar que ante cambios en la distribución de las potencialidades del planeta se observen respuestas psicológicas individuales, así como económicas, sociales y geopolíticas. Por ello, dependiendo de la magnitud local y relativa de los cambios climáticos, podría haber cambios importantes en el orden mundial vigente. También las respuestas humanas ante el cambio climático están siendo investigadas, y es de esperar que en los próximos años se conozca mejor el tema.

Cambio Global en Chile

Ante la magnitud del cambio en cierres, donde se sugiere que habrá cambios en muchas variables simultáneamente y muchas de las cosas que damos por sentadas ya no serán así, cabe preguntarse por las estrategias que países pequeños, como Chile, deben adoptar. En base al elemento disponible es posible hacer un par de sugerencias que podrían contribuir a su diseño.

Pareciera que dos elementos fundamentales de esa estrategia deberán ser, por un lado, mantenerse informados acerca de qué se sabe de los cambios y cómo afectarán a distintas partes de la biosfera y, por otro, ponderar la importancia que los distintos componentes del cambio global podrían tener en Chile. Se mencionó que el cambio global ya se está produciendo, que su complejidad es mayor que la de cambios pasados, y que se está sólo empezando a comprender su magnitud y significado. Sin duda la mejor manera de compenetrares con lo que sucede es aprender lo que se investiga en otras partes y relacionar esos descubrimientos con la situación chilena. No aparece razonable intentar investigar lo que podría suceder en Chile manteniéndose aislado de los avances en el resto del mundo, pero es necesario investigar cómo se dan los fenómenos en el país. Sabemos que la particularidad de los ecosistemas locales es tanta como para que, ni en Chile ni en ninguna otra parte del mundo, pueda descansarse sobre resultados obtenidos en otros lugares y confiarse que los sistemas locales responderán en forma similar. Es preciso averiguar cómo responderán nuestros ecosistemas y cómo podrían mitigarse los cambios en sociedades como la nuestra.


Por otro lado, todos los aspectos del cambio global no afectan a todos los países con igual importancia, ni tienen la misma velocidad de desarrollo. Como se mostró, la evidencia disponible sugiere que el cambio climático sería relativamente lento en Chile, comparado con lo esperado a latitudes similares en el Hemisferio Norte. Pero los cambios asociados a la industrialización, al cambio de uso de la tierra y de los recursos, podrían ser mucho mayores y más rápido. En otras palabras, y a modo de hipótesis, podría ser que los cambios debido al cambio de uso de la tierra y la industrialización fuesen tan rápidos y desbastadores que los cambios climáticos queden enmascarados. Por ejemplo, podría ser que cuando haya transcurrido suficiente tiempo y se den las condiciones para verificar el efecto del cambio climático sobre la distribución de los bosques de Chile, ya no queden bosques porque han sido sobreexplotados. Lo mismo podría suceder con otros ecosistemas y con distintas especies.


De tal modo es preciso mantenerse informado del conocimiento existente sobre los cambios globales, puesto que por la globalización de la economía mundial los efectos locales son tan importantes como los relacionados con otros centros de producción y consumo. Esto ocurrirá más rápido en la medida que entendamos que nuestros problemas son parte de un fenómeno más general. Pero, también es necesario revaluar continuamente la importancia de los distintos aspectos del cambio global y cómo ellos afectan a los ecosistemas de nuestro país y a su sociedad. Los más capacitados y más interesados en hacerlo somos los chilenos. El país no puede permanecer al margen de la investigación sobre el cambio global que se está produciendo, a riesgo de depender de interpretaciones hechas por otros en base a realidades ecológicas y sociales diferentes.
Por:
http://web.usach.cl/ima/


Cambio Climático


Por más de un siglo, las personas han dependido de combustibles fósiles como el petróleo, el carbón y el gas para suplir sus necesidades energéticas. En la actualidad, la humanidad y el medioambiente están sufriendo las consecuencias del uso de dichas fuentes de energía no renovable. El calentamiento global, provocado por la quema de combustibles fósiles, constituye el deterioro medioambiental más grave que se debe enfrentar hoy.


Salvemos el clima


Las personas están provocando cambios en el clima - que hizo posible la vida en la tierra - y los resultados son desastrosos: condiciones meteorológicas extremas, tales como las sequías e inundaciones, la alteración de las reservas de agua, los deshielos en las zonas polares, el aumento del nivel del mar, y la pérdida de los arrecifes de coral entre muchos otros.
Científicos y gobiernos de todo el mundo coinciden en la última y más evidente prueba de que el hombre es el responsable del cambio climático, en sus impactos y en las predicciones de los sucesos venideros.


Aún no es demasiado tarde para disminuir el calentamiento global y evitar la catástrofe climática que predicen los científicos. Las soluciones ya existen: las fuentes de energía renovable como la eólica y la solar ofrecen abundante energía limpia, segura para el medioambiente y, además, conveniente para la economía. Otros tipos de tecnología verde, como por ejemplo la tecnología refrigerante Greenfreeze, son alternativas viables para reemplazar las sustancias químicas que producen el cambio climático.


Las empresas, los gobiernos y los individuos deben comenzar a incorporar progresivamente soluciones energéticas sustentables limpias y a eliminar paulatinamente los combustibles fósiles. Se debe invertir más en materia de energía renovable, especialmente en las economías en vías de desarrollo, y de esta manera reemplazar la actual explotación de combustibles fósiles a gran escala.

Al mismo tiempo, se debe actuar inmediatamente a nivel internacional para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (gases responsables del calentamiento global); o dentro de poco el mundo podría verse enfrentado a un deterioro climático global irreversible.
La aprobación final del tratado sobre el clima en Marrakech en noviembre de 2001, que ratifica el Protocolo de Kyoto, representa el primer paso crucial en este proceso. Sin embargo, los objetivos sobre la disminución de gases de efecto invernadero acordados en Marrakech son sólo una parte de todo lo que realmente se necesita para detener el peligroso cambio climático; además, dicho Protocolo debe enfrentar duros ataques.


Estados Unidos se niega a firmar este tratado y a adoptar medidas para disminuir las emisiones. Con menos de un cinco por ciento de la población global, este país es el mayor productor del mundo de gases de efecto invernadero y el responsable del 25% de las emisiones a nivel mundial. Además, los gobiernos continúan subsidiando a las industrias de combustibles fósiles, lo que hace que la energía contaminante sea económica mientras que las soluciones energéticas limpias continúen sin financiamiento.Greenpeace está llevando a cabo campañas a nivel mundial en varios frentes con el fin de detener el cambio climático; desde la campaña para presionar a ExxonMobil y George W. Bush a colaborar con el resto del mundo en esta tarea, hasta la realización de investigaciones y promoción de soluciones energéticas limpias.
Por Greenpeace Chile


Cambio climático: sus efectos en Chile y las acciones para combatirlo

Ni aislado al sur del mundo, ni protegido por el Océano Pacífico, Chile se salva de los efectos del calentamiento global. La buena noticia, es que ya se están tomando medidas para enfrentarlo y todos pueden contribuir.

En la conmemoración del día mundial de la Tierra, el 22 de abril, no había mucho que celebrar: el planeta está enfermo. Así lo evidencian los datos recogidos desde 1998 por 2.500 científicos de todo el mundo, cuyas conclusiones son categóricas.

Existe un 90% de probabilidad de que el cambio climático se esté produciendo por la emisión humana de gases invernadero y no por un proceso natural. Así lo sostiene el
primer informe de 2007 del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC). Hambrunas, sequías, inundaciones, enfermedades, migraciones y extinción de especies, son algunos de los efectos que se vislumbran, según su más reciente informe entregado en Bruselas, sobre los “Efectos, adaptación y vulnerabilidad” del cambio climático.

Para principios de mayo, se espera el último informe del IPCC con las medidas y costos para controlar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los datos están sobre la mesa y ahora corresponde a los países, gobiernos y ciudadanos hacerse cargo. Vea en este artículo qué efectos tendrá el cambio climático en Chile, con qué información se cuenta y cómo hacerle frente.

El calentamiento global causado por el efecto invernadero consiste en que los gases que componen la atmósfera retienen el calor del sol y evitan que escape al espacio, manteniendo al planeta en una cierta temperatura. En esto intervienen gases como el CO2, el vapor de agua, el ozono, el metano y el óxido nitroso. Este efecto es algo natural y es en gran parte responsable de que se mantenga la vida en la Tierra. El problema, es que la concentración de estos gases ha aumentado un tercio desde la Revolución Industrial.


Efectos en Chile


Los efectos del calentamiento global no se han sentido con gran fuerza en el país debido a la influencia sobre el clima de los océanos que nos rodean. Además, la corriente de Humboldt también ayuda a mantener las temperaturas más bajas. Sin embargo, esto no nos exime de las consecuencias del cambio climático.
En los últimos 100 años la temperatura del planeta aumentó 0,7º C, según reportes del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de Naciones Unidas (
IPCC). Once, de los últimos 12 años, han sido los más cálidos desde que comenzaron los registros históricos en 1850, y a nivel global, la actual temperatura es la más alta de los últimos mil años.

En nuestro territorio, diversos estudios acusan ya algunos cambios:


Las lluvias disminuyen: El Núcleo Científico Milenio FORECOS, de la Universidad Austral de Chile, documentó una sostenida disminución en las precipitaciones, en los últimos 71 años, tras analizar los registros de estaciones meteorológicas ubicadas entre Concepción y Puerto Aysén. En este período, en Valdivia las precipitaciones han disminuido en 540 milímetros. En la misma línea, datos de la Dirección Meteorológica de Chile, muestran cómo en los últimos 100 años las precipitaciones tienden a disminuir en la zona central del país. Forecos también observó una clara tendencia a la baja en los registros de caudales de ríos de la X Región.


Los glaciares retroceden: El 90% de los glaciares cordilleranos están disminuyendo. En tanto que en Campos de Hielo Sur se registran retrocesos de hasta 30 metros por año. Esto según estudios del Centro de Estudios Científicos (CECS) de Valdivia.
Aumenta el nivel del mar: Según el glaciólogo Gino Casassa, del CECS, el mar está aumentando su nivel a razón de 0,3 cm por año.
Hay cambios en la vegetación: Estudios realizados en base a los anillos de crecimiento de árboles, por el Núcleo Científico Milenio FORECOS sugieren que la distribución de la vegetación de la zona sur austral está sufriendo cambios importantes. “Se espera que los límites de distribución de algunas especies se desplacen hacia el sur, lo que podría afectar de manera importante la biodiversidad, distribución y abundancia de especies en los bosques nativos”, explican.

Esta es nuestra realidad, pero ¿qué predicen los informes del IPCC sobre los efectos que tendrá el calentamiento global en esta angosta y larga faja de tierra?

Para los próximos 100 años, se estiman:

Impactos en la pesca:

Un alza de la temperatura de las aguas, que afectaría la explotación de especies como el jurel, en la VIII Región, o la anchoveta, en la I y II Región; recurso fundamental para la industria de la harina de pescado.
La fauna marina chilena podría verse severamente alterada: actuales especies huirían por el alza de las temperaturas y llegarían otras desconocidas.

Un cambio en la salinidad del agua provocaría también el cambio climático, según el meteorólogo Jorge Carrasco. Esto modificaría la fauna existente en algunos fiordos o bahías productivas, debido a una variación del PH del agua que haría migrar a no pocas especies buscando condiciones más apropiadas para su subsistencia.
Aumentaría el nivel del mar (hasta 50 centímetros -en promedio- a lo largo del país), obligando a caletas y complejos portuarios a cambiar su posición.
La industria salmonera también se vería afectada, pues este recurso necesita aguas de temperaturas muy bajas para reproducirse.

Impactos en la agricultura:

El aumento de las temperaturas del centro del país y una baja en las precipitaciones, harán que parte de las actividades frutícolas tengan que desplazarse hacia el sur.
Las zonas más afectadas, por la baja de precipitaciones, serán las regiones V, VI y parte de la VII, y se prevé un incremento en la aridez del suelo.
La actividad forestal deberá adaptarse a este nuevo escenario climático.

Estudios criollos

La Comisión Nacional del Medio Ambiente (
CONAMA) encargó en 2005 un estudio al Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile para proyectar cómo sería el clima en Chile a fines del siglo 21.

Para ello se utilizó un modelo meteorológico creado por la Oficina Meteorológica del Reino Unido, y se trabajó sobre dos probables escenarios: uno moderado y otro severo. Los principales resultados de este estudio sobre "
Variabilidad climática en el territorio chileno en el siglo XXI", dicen relación con la temperatura y las precipitaciones:

En todo el país se apreciaría aumento de temperatura en ambos escenarios.
La mayor variación de temperatura sería en el norte grande y norte chico, y mayormente en la zona andina.
En el norte del país, en el sector altiplánico, se produciría un aumento de precipitaciones durante primavera y verano.
En el norte chico se estima un aumento pluviométrico durante el invierno.
En la zona central los resultados indicarían disminución de precipitaciones particularmente en latitudes medias (V a VIII regiones), y en las estaciones de verano y otoño.
En el sur (VIII a X regiones) habría una disminución de precipitaciones de hasta un 50% en verano, manteniéndose prácticamente inalterada la situación en invierno.

La región austral presentaría una disminución de la precipitación de un 25% aproximadamente, en verano, normalizándose hacia el invierno. En el extremo austral se apreciaría un leve aumento de las precipitaciones (de hasta un 20%), que se mantendría durante todo el año.
A estos resultados, se sumarán los datos aportados por distintos centros de investigación que actualmente estudian los efectos del cambio climático sobre el territorio, como el Departamento de Geofísica de Universidad de Concepción; el Instituto de Ecología y Biodiversidad (Iniciativa Científica Milenio); el Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (Ceaza) de la Universidad de La Serena; el Departamento de Química de la Universidad Federico Santa María; el Centro de Estudios Científicos (CECS) y el Núcleo Científico Milenio FORECOS.


Haciendo frente al cambio


Ya en 1994 Chile ratificó la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático, y en 2002, el Protocolo de Kyoto.

Existe un Comité Nacional Asesor en esta materia y en 2006 se elaboró una
estrategia nacional, que tiene como ejes principales el cómo adaptarse a los impactos del cambio climático, cómo mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero y crear y fomentar capacidades en este tema.

Actualmente se trabaja en un plan de acción, que debiera estar listo a fines de año, que oriente respecto a qué medidas tomar.

A juicio de la ministra de Medio Ambiente,
Ana Lya Uriarte, el Estado deberá diseñar y aplicar políticas públicas orientadas a mitigar los impactos y adaptarse a las realidades que vayan emergiendo, así como a involucrar al sector privado en cuanto a la innovación y gestión tecnológica del proceso productivo nacional.

Sostiene que este plan de acción deberá hacerse cargo de las realidades regionales y sectoriales con estrategias diferenciadas para su efectividad, y que la ciudadanía también tiene un rol fundamental en esto.

Algunas de las medidas que las autoridades han señalado para contrarrestar este fenómeno, son:
Aumentar la capacidad de riego
Implementar una política de construcción de embalses y aguas
Desarrollar los
biocombustibles
Promover el uso de energía renovables
Promover el uso sustentable del bosque nativo
Diseñar una estrategia de desarrollo de cuencas
Seguir promoviendo los proyectos de
mecanismo de desarrollo limpio (MDL).

Por otro lado, ambas cámaras del
Parlamento están al tanto de los últimos estudios. De hecho, la Cámara de Diputados acordó solicitar a la Presidenta de la República impulsar una campaña nacional orientada al uso eficiente de la energía, tanto en las actividades productivas, como en las conductas cotidianas y domésticas de la población.

Finalmente, si Chile quiere ingresar a la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (
OCDE), deberá seguir haciendo frente a esta problemática ambiental que trae importantes efectos sociales y económicos.

Cómo todos pueden contribuir

Un simple acto, como cambiar una ampolleta, puede ayudar a enfrentar el fenómeno del cambio climático. Y es que cualquier medida que apunte a la eficiencia y ahorro energético sirve. Mientras menos energía demandemos, habrá menos quema de combustibles fósiles y menos gases de efecto invernadero en la atmósfera.

Así, la lista de medidas que los ciudadanos pueden implementar para contribuir es larga:

Por cada kilowatt/hora de electricidad que se ahorra, se evita la emisión de aproximadamente 800 gramos de CO2 a la atmósfera.
Si pinta cielos y paredes de colores claros, puede ahorrar un 5% en energía.
Aproveche la luz natural. Use colores claros para decorar su casa, ya que absorben menos luz.
Una ampolleta eficiente de 20 watts, ilumina lo mismo que una ampolleta común de 100 watts, pero consume cinco veces menos; por lo tanto, iluminar con una ampolleta corriente cuesta cinco veces más caro.
Para producir 500 Kg. de papel es necesario el talaje de un árbol adulto. El consumo en Chile es de alrededor de 830 mil toneladas, lo que equivale al talaje de 1.660.000 árboles adultos.
Compre la menor cantidad posible de productos empaquetados (generan el 30% de la basura doméstica).
Apague los aparatos eléctricos cuando no los esté usando.
Evite filtraciones por puertas y ventanas.
Cocine con la llama justa. Si la llama sobrepasa el fondo de la olla, se pierde energía.
Si calienta mucha agua, guarde en un termo la que no utiliza.
Evite usar el auto en tramos cortos.

Podrá encontrar aún más recomendaciones en la
Guía para el uso eficiente de la energía, elaborada por el Programa País de Eficiencia Energética y Programa Chile Sustentable.
Y otras 51 medidas en esta
Guía de supervivencia del calentamiento global, de la revista Time, donde le señalan hasta cómo encargar una auditoria ambiental de su hogar… todo sea por contribuir a la salud del planeta.

http://www.bcn.cl/

EL CAMBIO CLIMATICO EN CHILE



Ni aislado al sur del mundo, ni protegido por el Océano Pacífico, Chile se salva de los efectos del calentamiento global. La buena noticia, es que ya se están tomando medidas para enfrentarlo y todos pueden contribuir.

En la conmemoración del día mundial de la Tierra, el 22 de abril, no había mucho que celebrar: el planeta está enfermo. Así lo evidencian los datos recogidos desde 1998 por 2.500 científicos de todo el mundo, cuyas conclusiones son categóricas.

Existe un 90% de probabilidad de que el cambio climático se esté produciendo por la emisión humana de gases invernadero y no por un proceso natural. Así lo sostiene el
primer informe de 2007 del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC). Hambrunas, sequías, inundaciones, enfermedades, migraciones y extinción de especies, son algunos de los efectos que se vislumbran, según su más reciente informe entregado en Bruselas, sobre los “Efectos, adaptación y vulnerabilidad” del cambio climático.

Para principios de mayo, se espera el último informe del IPCC con las medidas y costos para controlar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los datos están sobre la mesa y ahora corresponde a los países, gobiernos y ciudadanos hacerse cargo. Vea en este artículo qué efectos tendrá el cambio climático en Chile, con qué información se cuenta y cómo hacerle frente.

El calentamiento global causado por el efecto invernadero consiste en que los gases que componen la atmósfera retienen el calor del sol y evitan que escape al espacio, manteniendo al planeta en una cierta temperatura. En esto intervienen gases como el CO2, el vapor de agua, el ozono, el metano y el óxido nitroso. Este efecto es algo natural y es en gran parte responsable de que se mantenga la vida en la Tierra. El problema, es que la concentración de estos gases ha aumentado un tercio desde la Revolución Industrial.

Efectos en Chile

Los efectos del calentamiento global no se han sentido con gran fuerza en el país debido a la influencia sobre el clima de los océanos que nos rodean. Además, la corriente de Humboldt también ayuda a mantener las temperaturas más bajas. Sin embargo, esto no nos exime de las consecuencias del cambio climático.

En los últimos 100 años la temperatura del planeta aumentó 0,7º C, según reportes del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC). Once, de los últimos 12 años, han sido los más cálidos desde que comenzaron los registros históricos en 1850, y a nivel global, la actual temperatura es la más alta de los últimos mil años.

En nuestro territorio, diversos estudios acusan ya algunos cambios:
Las lluvias disminuyen: El
Núcleo Científico Milenio FORECOS, de la Universidad Austral de Chile, documentó una sostenida disminución en las precipitaciones, en los últimos 71 años, tras analizar los registros de estaciones meteorológicas ubicadas entre Concepción y Puerto Aysén. En este período, en Valdivia las precipitaciones han disminuido en 540 milímetros. En la misma línea, datos de la Dirección Meteorológica de Chile, muestran cómo en los últimos 100 años las precipitaciones tienden a disminuir en la zona central del país. Forecos también observó una clara tendencia a la baja en los registros de caudales de ríos de la X Región.

Los glaciares retroceden: El 90% de los glaciares cordilleranos están disminuyendo. En tanto que en Campos de Hielo Sur se registran retrocesos de hasta 30 metros por año. Esto según estudios del Centro de Estudios Científicos (CECS) de Valdivia.
Aumenta el nivel del mar: Según el glaciólogo Gino Casassa, del CECS, el mar está aumentando su nivel a razón de 0,3 cm por año.
Hay cambios en la vegetación: Estudios realizados en base a los anillos de crecimiento de árboles, por el Núcleo Científico Milenio FORECOS sugieren que la distribución de la vegetación de la zona sur austral está sufriendo cambios importantes. “Se espera que los límites de distribución de algunas especies se desplacen hacia el sur, lo que podría afectar de manera importante la biodiversidad, distribución y abundancia de especies en los bosques nativos”, explican.

Esta es nuestra realidad, pero ¿qué predicen los informes del IPCC sobre los efectos que tendrá el calentamiento global en esta angosta y larga faja de tierra?

Para los próximos 100 años, se estiman:

Impactos en la pesca:
Un alza de la temperatura de las aguas, que afectaría la explotación de especies como el jurel, en la VIII Región, o la anchoveta, en la I y II Región; recurso fundamental para la industria de la harina de pescado.
La fauna marina chilena podría verse severamente alterada: actuales especies huirían por el alza de las temperaturas y llegarían otras desconocidas.
Un cambio en la salinidad del agua provocaría también el cambio climático, según el meteorólogo Jorge Carrasco. Esto modificaría la fauna existente en algunos fiordos o bahías productivas, debido a una variación del PH del agua que haría migrar a no pocas especies buscando condiciones más apropiadas para su subsistencia.
Aumentaría el nivel del mar (hasta 50 centímetros -en promedio- a lo largo del país), obligando a caletas y complejos portuarios a cambiar su posición.
La industria salmonera también se vería afectada, pues este recurso necesita aguas de temperaturas muy bajas para reproducirse.

Impactos en la agricultura:

El aumento de las temperaturas del centro del país y una baja en las precipitaciones, harán que parte de las actividades frutícolas tengan que desplazarse hacia el sur.
Las zonas más afectadas, por la baja de precipitaciones, serán las regiones V, VI y parte de la VII, y se prevé un incremento en la aridez del suelo.
La actividad forestal deberá adaptarse a este nuevo escenario climático.

Estudios criollos

La Comisión Nacional del Medio Ambiente (
CONAMA) encargó el 2005 un estudio al Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile para proyectar cómo sería el clima en Chile a fines del siglo 21.

Para ello se utilizó un modelo meteorológico creado por la Oficina Meteorológica del Reino Unido, y se trabajó sobre dos probables escenarios: uno moderado y otro severo. Los principales resultados de este estudio sobre "
Variabilidad climática en el territorio chileno en el siglo XXI", dicen relación con la temperatura y las precipitaciones:

En todo el país se apreciaría aumento de temperatura en ambos escenarios.
La mayor variación de temperatura sería en el norte grande y norte chico, y mayormente en la zona andina.
En el norte del país, en el sector altiplánico, se produciría un aumento de precipitaciones durante primavera y verano.
En el norte chico se estima un aumento pluviométrico durante el invierno.
En la zona central los resultados indicarían disminución de precipitaciones particularmente en latitudes medias (V a VIII regiones), y en las estaciones de verano y otoño.
En el sur (VIII a X regiones) habría una disminución de precipitaciones de hasta un 50% en verano, manteniéndose prácticamente inalterada la situación en invierno.
La región austral presentaría una disminución de la precipitación de un 25% aproximadamente, en verano, normalizándose hacia el invierno. En el extremo austral se apreciaría un leve aumento de las precipitaciones (de hasta un 20%), que se mantendría durante todo el año.
A estos resultados, se sumarán los datos aportados por distintos centros de investigación que actualmente estudian los efectos del cambio climático sobre el territorio, como el
Departamento de Geofísica de Universidad de Concepción; el Instituto de Ecología y Biodiversidad (Iniciativa Científica Milenio); el Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (Ceaza) de la Universidad de La Serena; el Departamento de Química de la Universidad Federico Santa María; el Centro de Estudios Científicos (CECS) y el Núcleo Científico Milenio FORECOS.

Haciendo frente al cambio

Ya en 1994 Chile ratificó la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático, y en 2002, el Protocolo de Kyoto.

Existe un Comité Nacional Asesor en esta materia y en 2006 se elaboró una
estrategia nacional, que tiene como ejes principales el cómo adaptarse a los impactos del cambio climático, cómo mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero y crear y fomentar capacidades en este tema.

Actualmente se trabaja en un plan de acción, que debiera estar listo a fines de año, que oriente respecto a qué medidas tomar.

A juicio de la ministra de Medio Ambiente,
Ana Lya Uriarte, el Estado deberá diseñar y aplicar políticas públicas orientadas a mitigar los impactos y adaptarse a las realidades que vayan emergiendo, así como a involucrar al sector privado en cuanto a la innovación y gestión tecnológica del proceso productivo nacional.

Sostiene que este plan de acción deberá hacerse cargo de las realidades regionales y sectoriales con estrategias diferenciadas para su efectividad, y que la ciudadanía también tiene un rol fundamental en esto.

Algunas de las medidas que las autoridades han señalado para contrarrestar este fenómeno, son:
Aumentar la capacidad de riego
Implementar una política de construcción de embalses y aguas
Desarrollar los
biocombustibles
Promover el uso de energía renovables
Promover el uso sustentable del bosque nativo
Diseñar una estrategia de desarrollo de cuencas
Seguir promoviendo los proyectos de
mecanismo de desarrollo limpio (MDL).

Por otro lado, ambas cámaras del
Parlamento están al tanto de los últimos estudios. De hecho, la Cámara de Diputados acordó solicitar a la Presidenta de la República impulsar una campaña nacional orientada al uso eficiente de la energía, tanto en las actividades productivas, como en las conductas cotidianas y domésticas de la población.

Finalmente, si Chile quiere ingresar a la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (
OCDE), deberá seguir haciendo frente a esta problemática ambiental que trae importantes efectos sociales y económicos.

Cómo todos pueden contribuir

Un simple acto, como cambiar una ampolleta, puede ayudar a enfrentar el fenómeno del cambio climático. Y es que cualquier medida que apunte a la eficiencia y ahorro energético sirve. Mientras menos energía demandemos, habrá menos quema de combustibles fósiles y menos gases de efecto invernadero en la atmósfera.

Así, la lista de medidas que los ciudadanos pueden implementar para contribuir es larga:

Por cada kilowatt/hora de electricidad que se ahorra, se evita la emisión de aproximadamente 800 gramos de CO2 a la atmósfera.
Si pinta cielos y paredes de colores claros, puede ahorrar un 5% en energía.
Aproveche la luz natural. Use colores claros para decorar su casa, ya que absorben menos luz.
Una ampolleta eficiente de 20 watts, ilumina lo mismo que una ampolleta común de 100 watts, pero consume cinco veces menos; por lo tanto, iluminar con una ampolleta corriente cuesta cinco veces más caro.
Para producir 500 Kg. de papel es necesario el talaje de un árbol adulto. El consumo en Chile es de alrededor de 830 mil toneladas, lo que equivale al talaje de 1.660.000 árboles adultos.
Compre la menor cantidad posible de productos empaquetados (generan el 30% de la basura doméstica).

Apague los aparatos eléctricos cuando no los esté usando.
Evite filtraciones por puertas y ventanas.
Cocine con la llama justa. Si la llama sobrepasa el fondo de la olla, se pierde energía.
Si calienta mucha agua, guarde en un termo la que no utiliza.
Evite usar el auto en tramos cortos.

Podrá encontrar aún más recomendaciones en la
Guía para el uso eficiente de la energía, elaborada por el Programa País de Eficiencia Energética y Programa Chile Sustentable.
Y otras 51 medidas en esta
Guía de supervivencia del calentamiento global, de la revista Time, donde le señalan hasta cómo encargar una auditoria ambiental de su hogar… todo sea por contribuir a la salud del planeta.

http://www.bcn.cl/



En 2032, sin bosques ni agua


2032 será un año crítico porque el 70% de la superficie terrestre estará sufriendo los efectos del desarrollo y el 90% de la población mundial padecerá necesidades de agua, según la ONU, que analiza la evolución del medio ambiente en los últimos 30 años y concluye que el cambio climático es irreversible.

Por Nick Nuttall.

Más del 70% de la superficie terrestre de la Tierra podría verse afectada por el impacto de nuevas carreteras, el aumento de las explotaciones mineras, la expansión de las ciudades y otros desarrollos de infraestructura en los próximos 30 años, a menos que se adopten medidas urgentes. América Latina y el Caribe serán probablemente las zonas más castigadas, con el 80% de la superficie terrestre afectada, seguidos de cerca por la región de Asia y el Pacífico.

En estas regiones, más del 75% de la superficie terrestre puede verse afectada por el ruido, la alteración del hábitat y otros tipos de daños medioambientales como resultado del rápido y mal planificado desarrollo de las infraestructuras. Mientras tanto, para 2032 más de la mitad de la población mundial podría vivir en áreas con un gran estrés por falta de agua, si las fuerzas del mercado son las que dirigen el escenario político, económico y social del planeta durante los próximos años.

Es posible que Asia occidental, que incluye áreas como la Península Arábiga, sea la más afectada, y se prevé que para 2032 más del 90% de la población viva en áreas con "graves condiciones de estrés por falta de agua".

Menos hambre

Sin embargo, la proporción de hambrientos en el mundo parece destinada a disminuir: según las previsiones del informe, el hambre disminuye a tan sólo un 2,5% de la población mundial en 2032, tal como se estableció en los objetivos de la Declaración del Milenio de las Naciones Unidas.

Por otro lado, una acción concertada en la que participen gobiernos, la industria y ciudadanos individuales, también podría reducir de manera significativa la emisión de gases vinculada al recalentamiento global. Los niveles de dióxido de carbono podrían, con la suficiente voluntad pública y privada, empezar a estabilizarse en la atmósfera para 2032. Estos son sólo algunos de los datos reflejados en el revolucionario informe Perspectiva del Medio Ambiente Mundial-3 (PMAM-3) del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), que acaba de ser presentado.

El estudio analiza de manera especial las políticas e impactos ambientales de los últimos 30 años. Hace hincapié en cuatro criterios a seguir en las próximas tres décadas y compara y contrasta los posibles efectos sobre la gente y el mundo natural de la aplicación de estos cuatro criterios.

Encrucijada crucial

El informe, compilado por más de 1.000 expertos, muchos de los cuales pertenecen a una red global de centros cooperantes, afirma que el planeta se halla en una encrucijada crucial con respecto a las decisiones que adoptemos hoy y que son fundamentales para los bosques, océanos, ríos, montañas, fauna y flora y otros sistemas de apoyo a la vida, de los que dependen las generaciones actuales y futuras. PMAM-3 llega a la conclusión de que ya ha tenido lugar un cambio medioambiental en los últimos 30 años, desde la Conferencia de Estocolmo de 1972 que condujo a la creación del PNUMA.

Se han dado mejoras en áreas como la calidad de ríos y del aire en lugares como América del Norte y Europa. El esfuerzo internacional para reparar la capa de ozono, el escudo protector de la Tierra, reduciendo la producción y consumo de clorofluorocarbonos (CFCs), es otro éxito notable. Pero en general se ha dado una degradación continua en el medio ambiente, sobre todo en grandes zonas del mundo en desarrollo. La degradación de la calidad medioambiental del planeta Tierra está intensificando la vulnerabilidad de la gente (PMAM-3 Capítulo) ante riesgos naturales como ciclones, inundaciones y sequías, así como aumentando los riesgos de la inseguridad en los alimentos, refleja el informe.

Los pobres, los enfermos y los marginados, tanto en las sociedades como en los distintos países y regiones, son en especial vulnerables, siendo evidente que es cada vez mayor la brecha que les separa de aquellos capaces de hacer frente a los cada vez mayores niveles de cambio ambiental.

Aumentan los desastres

Se calcula que la cantidad de gente afectada por desastres aumentó, de una media de 147 millones al año en la década de los ochenta, a 211 millones al año en la de los 90. Las pérdidas financieras derivadas de los desastres naturales superaron en 1999 los 100.000 millones de dólares estadounidenses.

El nivel de desastres relacionados con la climatología también ha aumentado, y algunos expertos vinculan este hecho al cambio climático debido a las emisiones realizadas por el ser humano. De hecho, tras todas las evaluaciones y previsiones que destaca el informe, se percibe el espectro del recalentamiento global y su potencial capacidad para causar estragos sobre las pautas climatológicas en las próximas décadas. PMAM-3 afirma que la degradación ambiental también la pagan países de otras maneras. India, por ejemplo, está perdiendo anualmente más de 10.000 millones de dólares EE.UU., o el 4,5% de su producto interior bruto (PIB), a causa de la degradación de la tierra inducida por el hombre, lo que supone pérdidas para la productividad de unos 2.400 millones de dólares EE.UU.

Crisis sanitaria

La degradación de la calidad ambiental también supone un mayor riesgo para la salud. La polución de los mares por las aguas residuales "ha precipitado una crisis sanitaria de enormes proporciones" dice el informe. Por ejemplo, se calcula que el consumo de marisco contaminado provoca 2,5 millones de casos de hepatitis infecciosa anualmente, lo que causa 25.000 muertes y el que otras 25.000 personas sufran incapacidad a largo plazo como resultado del daño causado en el hígado. PMAM-3 concluye que una de las principales fuerzas impulsoras de los cambios experimentados en los últimos treinta años, ha sido el aumento de la brecha entre las zonas ricas y pobres del planeta.

Actualmente una quinta parte de la población mundial disfruta de altos, incluso excesivos según algunos, niveles de riqueza. Globalmente supone casi el 90% del consumo total. En comparación, unos 4.000 millones de personas sobreviven con menos de uno a dos dólares EE.UU. diarios. Nick Nuttall es Director de Comunicación UNEP.

Informe completo en: http://www.grid.unep.ch/geo/geo3/index.htm

PNUMA: http://www.unep.org/

jueves, 7 de junio de 2007

GLOSARIO DE TERMINOS UTLIZADOS EN CLIMATOLOGIA...

LA ATMOSFERA Y EL CLIMA

GLOSARIO DE TÉRMINOS


A
CTIVIDAD CONVECTIVA. Movimiento ascendente del aire provocado principalmente por el efecto de calentamiento que ocasiona la radiación solar en la superficie terrestre. Este fenómeno origina la formación de nubes de tipo cúmulos, que se pueden convertir en cumulunimbos si la convección es muy fuerte.

ACTIVIDAD SOLAR. Comportamiento cíclico del Sol, con manifestaciones externas.

ADIABATICO. En meteorología ascenso o descenso de una masa de aire que se enfría o se calienta sin ceder ni absorber calor respectivamente del exterior.

ADVECCIÓN. Transporte horizontal de una propiedad de la atmósfera (humedad, concentración de contaminantes, temperatura, etc.) por la acción del viento. Por ejemplo: "Advección de aire frío" indica que el viento sopla desde una zona donde la temperatura del aire es menor a la del lugar en que nos encontramos.

AEROSOLES. Partículas sólidas y líquidas suspendidas en la atmósfera.

ALBEDO. Es una parte de la radiación incidente que es reflejada por una superficie. Significa blancura.

AGUA SOBRENFRIADA. Agua en estado líquido cuya temperatura es menor que O° C. En las nubes que se forman en niveles medios y altos de la atmósfera las gotas de agua pueden alcanzar temperaturas de hasta -15° C antes de congelarse.

AGUANIEVE. Es una precipitación en la que el agua presenta una mezcla de dos estados, agua congelada y agua líquida.

AIRE. Mezcla de diversos gases cuya proporción se mantiene constante hasta una altura aproximada de 20 Km. Los principales componentes son el nitrógeno y el oxígeno con una proporción del 78 y el 21 %, respectivamente. En el 1% restante se incluyen gases como: ozono, vapor de agua, dióxido de carbono y algunos gases nobles (argón, radón, etc.).

AIRE CONTAMINADO. Aire que contiene en suspensión partículas de polvo, humo, microorganismos, sales o gases ajenos a su composición ordinaria o los tienen en concentraciones muy elevadas.

AIRE HÚMEDO. Es el aire que contiene una humedad relativa superior al 80%.

AIRE SATURADO. Es el aire que contiene la cantidad máxima de vapor de agua posible (100% de humedad) para una temperatura y una presión dadas.

ALISIOS. Vientos predominantes en las regiones oceánicas tropicales, en los océanos Pacífico y Atlántico. Se originan en los centros de altas presiones subtropicales en ambos hemisferios y convergen en una banda cercana al Ecuador.

ALTA PRESIÓN. Ver anticiclón.

ALTÍMETRO. Es un instrumento que se usa para determinar la altitud a la que se encuentra un objeto en relación con un nivel fijo. El tipo de altímetro usado en meteorología mide la altitud en relación al nivel medio del mar.

ALTITUD. Es la distancia vertical entre un punto situado sobre la superficie terrestre y el nivel medio del mar.

AMAINAR. Disminuir la velocidad del viento en un grado o más en la escala Beaufort.

ANÁLISIS SINÓPTICIO. Estudio y deducción del estado actual de la atmósfera utilizando la información meteorológica de una determinada región y aplicando conceptos de masas de aire, frentes, ciclones, etc.

ANEMÓMETRO. Instrumento que mide la dirección e intensidad del viento.

ANILLO DE BISHOP. Fotometeoro provocado por la difracción de la luz sobre partículas de tamaño muy fino de origen volcánico que se encuentran suspendidas en la atmósfera superior. Se observa como un circulo blanquecino centrado sobre un astro.

ANTICICLÓN. Se llama también Alta Presión. Es la región de la atmósfera con una presión más elevada que la de sus alrededores. Los vientos que salen de ellas en lugar de ser perpendiculares a las isobaras, se desvían en el sentido de las agujas del reloj en el hemisferio norte y al revés en el hemisferio sur. En un mapa sinóptico, se observa como un sistema de isobaras cerradas, de forma aproximadamente circular u oval. Normalmente sobre los anticiclones el aire desciende, e impide la formación de nubes en los niveles medios y altos de la atmósfera. Por eso un régimen anticiclónico se asocia a "buen tiempo".

ARCO IRIS. Es un fotometeoro que se produce por la refracción y reflexión de los rayos del Sol en las gotas de agua suspendidas en la atmósfera. Aparece sobre el horizonte como un arco luminoso de radio aproximado de 42o y del lado opuesto al sol. A veces aparece también un arco iris secundario menos luminoso y con los colores invertidos.

ARRECIAR. Aumentar la velocidad final del viento en un grado o más en la escala Beaufort.

ATMOSFERA STANDAR. Es el estado hipotético de la atmósfera que corresponde aproximadamente a su estado medio, en la cual los parámetros de presión y temperatura están definidos para todas las alturas, sus características principales son: una presión al nivel medio del mar de 1013.2 Hpa y un gradiente de temperatura de - 6.5ºC/Km que se mantienen constantes hasta una altura de 11 Km.

AURORA POLAR. Es un electrometeoro que se produce en las capas altas de la atmósfera en las latitudes polares. Se produce por el choque de partículas cargadas eléctricamente emitidas por el sol contra el campo magnético de la tierra. Cuando se presenta en el hemisferio norte se llama Aurora Boreal y en el hemisferio sur Aurora Austral.


BAJA PRESIÓN. Es un sistema de isobaras cerradas concéntricas en el cuál la presión mínima se localiza en el centro. La circulación es en sentido contrario a las manecillas del reloj. Este fenómeno provoca convergencia y convección por lo que se asocia a la presencia de gran nubosidad y chubascos.

BARÓGRAFO. Instrumento que registra las variaciones de la presión atmosférica.

BARÓMETRO. Instrumento que se usa para medir la presión atmosférica. Entre los más utilizados se encuentran el barómetro aneroide y el barómetro de mercurio.

BIÓSFERA. Zona de transición entre la tierra y la atmósfera. Se considera como la porción externa de la geósfera y la porción interna o inferior de la atmósfera. En ella se encuentran casi todas las formas de vida terrestre.

BOLETÍN METEOROLÓGICO. Es un informe periódico que contiene las condiciones meteorológicas más recientes de cierta región o país.

BORRASCA. Viento impuesto y breve con una velocidad comprendida entre 110 y 130 Km/h.

BRISA DE MAR. Viento local persistente que sopla de día, en las proximidades de las costas, desde el mar hacia tierra, con velocidades máximas de 20 km/h. Se origina debido a que se calienta más rápidamente la tierra que el mar por efecto de la radiación solar.

BRISA DE TIERRA. Viento débil que sopla durante la noche desde la tierra hacia el mar en las zonas costeras. Se origina porque la tierra se enfría más rápidamente que el mar.

BRISA DE VALLE. Es el viento local que sopla desde el valle hacia la montaña durante el día. Se genera debido al mayor calentamiento de la montaña respecto del valle

BRUMA. La bruma se da cuando existe una gran concentración de partículas en el aire, ya sea polvo, arena, polución, o cenizas, las cuales crean una capa compacta cerca del suelo. Es un conjunto de gotas microscópicas de agua suspendidas en la atmósfera. Se confunde muchas veces con la niebla. Se diferencia de la niebla solamente en el menor tamaño y menor cantidad de las gotitas microscópicas que la forman por lo que reduce menos la visibilidad. Hablamos de bruma cuando esta disminución está comprendida entre 1 y 10 kilómetros y siempre que la humedad relativa sea superior al 80%. No se siente la impresión de humedad y de frío que hay en la niebla. Tiene un color más o menos grisáceo.


CALENTAMIENTO. Transferencia de calor sin llevar consigo materia.

CALIMA. Suspensión de partículas de polvo muy pequeñas en la atmósfera. No se perciben a simple vista pero le dan al cielo un color opaco. Este es un tipo de litometeoro, es decir, fenómeno meteorológico relacionado con la arena y el polvo. La calima se diferencia de la neblina, simplemente, en que la humedad relativa debe ser inferior al 80%, siendo el grado de visibilidad el mismo, por lo que podría llamarse "neblina seca". Suele ser característico de los meses veraniegos. Por su culpa se reducen la visibilidad y la irradiación solar, con un aspecto del cielo lechoso, blanquecino y borroso. Contribuyen a la coloración del crepúsculo. La calima alcanza su mayor intensidad los días calurosos y secos, ya que el Sol la refuerza, al contrario que con la niebla o la neblina, que suele eliminarlas.

CALMA. Es la ausencia de todo movimiento perceptible del aire.

CAMBIO CLIMÁTICO. Son las variaciones medias de los valores de los elementos meteorológicos (temperatura, precipitación, humedad, etc.) de una amplia región, a lo largo de un período de tiempo, que provocan alteraciones en el clima de esa zona.

CAPA DE OZONO. Es una zona de la atmósfera situada entre la troposfera y la estratosfera entre 15 y 25 kilómetros sobre la superficie de la Tierra con una elevada concentración de O3. Actúa como un filtro de la radiación ultravioleta.

CICLO DEL AGUA. Son las sucesivas etapas por las que pasa el agua, tanto en la superficie terrestre como en la atmósfera. Empieza con la evaporación del agua del mar, de los ríos, etc. Le sigue la condensación, proceso por el cual se forman las nubes, luego la precipitación y por último la acumulación en la tierra.

CICLO HIDROLÓGICO. Ver ciclo del agua.

CICLÓN. Región donde la presión atmosférica es más baja que en las regiones vecinas. El aire asciende sobre la zona ciclónica favoreciendo el desarrollo de nubosidad, y en general de condiciones de mal tiempo. Por efecto de la rotación de la Tierra, en la zona de un ciclón el aire se mueve alrededor del núcleo de mínima presión, en el sentido de las agujas del reloj en el Hemisferio Sur, y en dirección contraria en el Hemisferio Norte.

CIRCULACIÓN ANTICICLÓNICA. Circulación atmosférica asociada a un sistema de altas presiones. En el hemisferio Norte su sentido de rotación es igual al de las manecillas del reloj y en el hemisferio Sur el contrario.

CIRCULACIÓN CICLÓNICA. Circulación atmosférica asociada a un sistema de bajas presiones. El movimiento del viento en el hemisferio Norte es en el sentido contrario a las manecillas del reloj y en el hemisferio Sur el contrario.

CIRCULACIÓN GENERAL. Es el conjunto de las corrientes de la atmósfera sobre todo el globo terrestre.Cirrus. Significa pluma en latín. Tipo de nube que se forma a alturas elevadas de la troposfera (entre los 7.000 y 10.000 metros sobre el nivel del mar) y que está constituida por pequeños cristales de hielo.

CLIMA La palabra clima se deriva del griego KLIMA que significa inclinación y refleja la importancia que los sabios de la antigüedad atribuían a la influencia del Sol. Es el comportamiento medio de las variables atmosféricas en una región determinada durante un periodo largo de tiempo (varias décadas). El clima de una localidad viene determinado por los factores climatológicos: latitud, longitud, altitud, orografía y continentalidad y para definirlo se suelen usar medias de temperatura, precipitación, etc. de veinte o treinta años.

CLIMATOLOGÍA. Es la Ciencia dedicada al estudio de los climas en relación a sus características, variaciones, distribución, tipos y posibles causas que los producen.

CLIMATOLOGÍA A CORTO PLAZO. Predicción del clima en un periodo de más o menos un mes.

CLIMATOGRAFÍA. Descripción numérica por medio de mapas, tablas, diagramas o textos de los componentes del clima de una región.

CLOROFLUOCARBONADOS. Son los principales responsables de la destrucción de la capa de ozono. Son moléculas orgánicas formadas por átomos de Cl y F unidos a C como el freón-11, CCl 3F, y el Freón-12, CCL2F2. Se utilizaron mucho en los "sprays", frigoríficos, etc.

COALESCENCIA. Es el proceso de crecimiento de las gotas de agua en una nube. Dos gotas chocan entre ellas y permanecen unidas después del choque, formando una gota de mayor tamaño. Este es uno de los mecanismos que explica el crecimiento del tamaño de las gotas en una nube hasta que se produce la precipitación (lluvia).

CONDENSACIÓN. Es el proceso opuesto a la evaporación por el cual el vapor de agua cambia del estado gaseoso al estado líquido. Se produce cuando una masa de aire se enfría hasta alcanzar el punto de saturación del vapor de agua. Este fenómeno explica la formación de las nubes, la niebla y el rocío.

CONSTANTE SOLAR. Por constante solar se entiende la cantidad de energía térmica recibida cada minuto en el límite superior de la atmósfera por una superficie plana de 1 cm2 de área, dispuesta perpendicularmente a los rayos solares.

CONTAMINACIÓN. Cualquier alteración física, química o biológica del aire, el agua o la tierra que produce daños a los organismos vivos.

CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA. Contaminantes presentes en la atmósfera, como polvo, gases o humo en grandes cantidades y durante periodos de tiempo que resultan dañinos para los seres humanos, animales y plantas. Estos contaminantes pueden ser de origen natural o producidos por el hombre.

CONTAMINANTE PRIMARIO. Sustancias producidas en las actividades humanas o en la naturaleza que entran directamente en el aire alterando su composición normal.

CONTAMINANTE SECUNDARIO. Sustancia que se forma en la atmósfera cuando algún contaminante primario reacciona con otros componentes del aire.

CONTAMINANTES. Son los gases o partículas suspendidas en la atmósfera, diferentes a la composición normal del aire.

CONTINENTALIDAD. Zonas alejadas de grandes masas de agua. Es un factor fundamental que define el clima ya que la lejanía de las grandes masas de agua dificulta que llegue aire húmedo hasta estas regiones y hay menos precipitaciones.

CONVECCIÓN. Corrientes circulares de aire que transportan calor y vapor de agua que se forman cuando hay diferencias de temperatura. Este proceso permite transportar calor desde las capas bajas de la atmósfera hacia las altas y en las condiciones apropiadas permite que se produzcan precipitaciones de menor o mayor intensidad.Suponga que una "porción de aire" está caliente cerca del suelo (por conducción de calor, el flujo de calor debido al contacto directo). El calor lo expansiona, se hace menos denso que el aire de alrededor y flota y se eleva como un balón de aire caliente (o como una gota de aceite en una botella de agua). En los niveles superiores de la atmósfera, esta burbuja caliente cede de nuevo su calor (a otros flujos o quizás, al frío espacio), se enfría y otras burbujas llegan desde abajo desplazándola y haciéndola descender de nuevo (diagrama del escritorio). Este flujo circulante se llama convección. De forma más general, la convección es un flujo que toma calor en un lugar, lo cede en otro y se mueve debido a este transporte de calor.

CONVERGENCIA. Movimiento horizontal del aire hacia una región determinada que origina nubes y precipitaciones.

CORIOLIS. Fuerza no inercial de curvatura que experimenta un cuerpo que se desplaza a una cierta velocidad por la superficie de un planeta con rotación en torno a su eje vertical. Esta fuerza, provoca que los cuerpos que se desplazan en el hemisferio Norte sufren en su desplazamiento una desviación hacia la derecha, mientras que en el hemisferio Sur será hacia la izquierda.

CORONA. Fotometeoro que consiste en uno o más anillos coloreados, con radio pequeño que aparecen alrededor del Sol o de la Luna y que se produce por la difracción de la luz en las gotas de agua. Este fenómeno se asocia a la presencia de nubes de tipo altoestratos.

CORRIENTE EL NIÑO. Es una corriente cálida que se produce todos los años alrededor de Navidad (de ahí su nombre). Avanza hacia el sur a lo largo de la costa de Ecuador y la costa norte de Perú. Produce grandes anomalías oceánicas y atmosféricas, inundaciones en la costa y cambios en el ecosistema local destacando la masiva mortalidad y migración de peces y aves.

CORRIENTE DE HUMBOLDT. Corriente oceánica fría que se mueve hacia el Norte a lo largo de las costas de Chile y de Perú.

CÚMULOS. Una de las tres categorías en que suelen clasificarse las nubes. Son nubes que se producen debido al ascenso de aire en su interior. Tienen una base plana y oscura y en su parte superior parecen coliflores. Su base se encuentra a unos 1000 metros sobre el suelo, y su altura es variable.

CÚMULOS. Nubes de desarrollo vertical que generalmente producen aguaceros. Son las clásicas nubes tormentosas desde donde caen fuertes chaparrones, granizo y descargas eléctricas. Al calentarse la superficie de la tierra por efecto de la radiación solar, el ascenso de aire húmedo hace que los cúmulos se desarrollen verticalmente para transformarse en cumulonimbus.

CUÑA. Es un sistema de isobaras abiertas, en la cual la presión aumenta de la periferia hacia el centro, generalmente provoca buen tiempo y descenso de la temperatura.


CHUBASCO. Precipitación de gotas de agua que caen desde una nube del género cumulonimbos. Se caracteriza porque empieza y termina repentinamente, por variaciones de intensidad muy bruscas y porque el estado del cielo sufre cambios muy rápido.

DEMANDA BIOLÓGICA DE OXÍGENO (DBO). Es el oxígeno que se consume en un determinado volumen de agua en un plazo fijo de tiempo (5 días), a una temperatura estándar (15º C) y en condiciones de oscuridad. Indica la materia orgánica presente en el agua, porque cuanta más hay, más activas estarán las bacterias aerobias, y más oxígeno se consumirá. Una DBO alta indica contaminación y mala calidad del agua y al revés.

DEPRESIÓN. Región de la atmósfera en donde la presión es más baja que la de los alrededores. Se llama también Baja presión o, simplemente, “Baja”.

DIÓXIDO DE AZUFRE (SO2). Gas incoloro y no inflamable que es uno de los contaminantes primarios mayoritarios en la atmósfera. Se combina fácilmente con el agua de la atmósfera dando lugar al ácido sulfúrico (lluvia ácida). Se desprende en la combustión de combustibles fósiles.

DIÓXIDO DE CARBONO (CO2). Gas pesado e incoloro que constituye el cuarto componente más importante del aire seco en una proporción de 0.033% en volumen.

DIRECCIÓN DEL VIENTO. Es la dirección desde la cual el viento está soplando. Para determinarla se usa la rosa de los vientos. Puede expresarse en grados a partir del Norte geográfico tal como se indica en la siguiente tabla. Dirección GradosNorte 0Este 90Sur 180Oeste 270

DORSAL. Zona alargada donde la presión es relativamente más alta que en los alrededores. Se extiende desde el centro de una zona de alta presión.

ECOSFERA. Es el ecosistema mundial. Incluye todos los organismos vivientes -la biosfera- y las interacciones entre ellos y con la tierra, el agua y la atmósfera.

ECOSISTEMAS. Son sistemas complejos como el bosque, el río o el lago, formados por elementos físicos (substrato no vivo del ecosistema, el biotopo) y biológicos (conjunto de seres vivos).

EFECTO INVERNADERO. Propiedad atmosférica que consiste en dejar entrar la radiación solar e impedir parcialmente que la terrestre salga. Proviene de la acumulación, en la atmósfera, de gases que permiten el paso de la radiación de onda corta del sol, durante el día y que bloquean la propagación de la radiación de onda larga de la tierra durante la noche, evitando así el enfriamiento de la superficie terrestre. La tierra conserva así una temperatura media de 15° C. Los principales gases de invernadero son: el dióxido de carbono (CO2), el Ozono (O3) y el vapor de agua (H2O).

ELECTROMETEORO. Es la manifestación visible o audible de la electricidad en la atmósfera. Los principales son los relámpagos, truenos y la aurora boreal.

EL NIÑO. Es el calentamiento cíclico de la temperatura del agua del Pacífico Oriental (costa oeste de Sudamérica) que puede resultar en cambios significativos de organización del clima en diferentes partes del mundo. Esto ocurre cuando el agua tibia ecuatorial desplaza al agua fría de la corriente Humboldt, interrumpiendo el proceso de ascensión de aguas profundas.

ESCALA DE TEMPERATURA CELSIUS. Se conoce también como escala centígrada. Escala que asigna una temperatura de congelación de 0 grados Celsius para el agua a nivel del mar y un punto de ebullición de +100 grados Celsius. Se usa en los países que utilizan el sistema métrico decimal como patrón. Debe su nombre al astrónomo sueco Anders Celsius que la creó en 1742. En 1948, la Novena Conferencia Nacional sobre Pesos y medidas cambió el término "grado centígrado" por "grado Celsius". Escala Celsius

ESCALA DE TEMPERATURA FAHRENHEIT. Es una escala de temperatura donde el agua a nivel del mar tiene un punto de congelación de +32 grados F (Fahrenheit) y un punto de ebullición de +212 grados F. Es un término común en áreas que usan el sistema inglés de medidas. Fue creada por Gabriel Daniel Fahrenheit en 1714, físico alemán inventor de los termómetros de alcohol y de mercurio.

ESCALA DE TEMPERATURA KELVIN. Escala de temperatura con un punto de congelación de +273 grados K (Kelvin) y un punto de ebullición de +373 grados K. Se usa principalmente con fines científicos. También se conoce como Escala de Temperatura Absoluta. Fue propuesta en 1848 por William T. Kelvin, primer Barón de Largs, físico y matemático escocés nacido en Irlanda.

ESCALA DE VIENTO DE BEAUFORT. Escala que se usa para estimar la velocidad del viento. Fue diseñada por Sir Francis Beaufort (1777-1857), hidrógrafo de la Marina Real Británica. Se basa en los efectos de la fuerza del viento sobre la superficie terrestre y sobre el mar. Velocidad del viento en km/h (1º nº).-Numero de Beaufort (2º y 3º nº).-Efectos del viento sobre la tierra. Designaciónoficial0-0-1- El humo se alza verticalmente Calma1-2.5- El humo muestra la dirección del viento, pero no las veletas. Flojo2-6-11 -Se nota el viento en la cara, las hojas susurran, las veletas se mueven. Suave 3-13-19- Se mueven las hojas y las pequeñas ramitas, el viento despliega una bandera ligera. Leve4-20-29- El viento levanta el polvo y papeles ligeros. Moderado5-30-39- Los pequeños árboles con hojas comienzan a oscilar; en las aguas interiores aparecen pequeñas olas con cresta. Fresco6- 40-50- Grandes ramas se mueven, alambres telegráficos zumban, difícil manejo del paraguas. Fuerte7-51-61 -Árboles enteros oscilan, caminar frente al viento resulta difícil. Muy fuerte 8-62-74- Se rompen pequeñas ramas de árboles, los automóviles son desviados en su marcha. temporal9-75-87- Pequeños daños estructurales (se desprenden remates de chimeneas y tejas de pizarra). Temporal fuerte 10-88-100-Son arrancados árboles, considerables daños estructurales. Temporal11-101-115 -Grandes daños.12-116 o más- Grandes daños. Huracán.

ESCARCHA. Capa de hielo cristalino que se forma sobre superficies que se han enfriado lo suficiente para provocar la congelación del rocío depositado en ellas o del vapor de agua contenido en el aire y que se deposita sobre las superficies expuestas.

ESPACIO ATMOSFÉRICO. Estructura del clima de escala pequeña en la capa atmosférica adyacente a una superficie determinada.

ESTABILIDAD. Propiedad de un sistema, en reposo o movimiento en el que decrece toda perturbación introducida en él.

ESTABILIDAD ATMOSFÉRICA. Condición de la atmósfera que se opone al desarrollo de nubes de los géneros cúmulo y cumulonimbos. Se caracteriza por estados del cielo despejados o con presencia de nubes estratiformes.

ESTADO DEL CIELO SEGUN LA NUBOSIDAD Despejado Las nubes cubren un máximo de 2/8 partes del cielo.Medio Nublado Las nubes cubren de 2/8 a 6/8 partes del cielo.Nublado Las nubes cubren más de las 6/8 partes del cielo.

ESTADO DEL TIEMPO SEGUN LA TEMPERATURA Helado. menos de 2.5º C Frío. de 2.5 Cº a 10º C Fresco. de 10 Cº a 20º C Templado. de 20º C a 30 ºC Caluroso. de 30 ºC a 40 ºC Bochornoso. Más de 40 ºC

EVAPORACIÓN. Proceso físico por el cual un líquido, como el agua, pasa a estado gaseoso, como el vapor de agua. Es el proceso físico opuesto a la condensación.


Sector el Molino en Colliguay

FÖHN. Es un fenómeno que se produce después de que un flujo húmedo haya cruzado una zona elevada condensando su humedad a barlovento, provocando así en la vertiente de sotavento un aumento anormal de la temperatura, una disminución de la humedad relativa y un incremento considerable de la velocidad y de las ráfagas de viento. Por ejemplo, la cordillera de los Pirineos favorece el desarrollo de este fenómeno en la vertiente española cuando los flujos son de componente norte, nordeste y noroeste.

FOTOMETEORO. Es un fenómeno luminoso debido a la reflexión, refracción, difracción o interferencias de la luz solar o lunar. Los principales son el halo, arco iris, corona, anillos de ulloa, espejismos, rayo verde y colores crepusculares.

FOTOSFERA. Superficie emisora del Sol, cuya temperatura es 6 000°K.

FRENTE. Zona de contacto entre dos masas de aire con características diferentes de temperatura, humedad, punto de rocío... En la línea de contacto de ambas masas de aire se produce a su vez una convergencia de vientos de distinto sentido. Por ejemplo: el área de convergencia entre el aire tibio y húmedo con el aire seco y frío.

FRENTE CÁLIDO. Parte frontal de una masa de aire tibio que avanza para reemplazar a una masa de aire frío que retrocede. Con el paso del frente cálido la temperatura y la humedad aumentan, la presión sube y el viento cambia aunque no tanto como cuando pasa un frente frío. Si hay humedad suficiente se observan todo tipo de nubes estratiformes que pueden provocar precipitaciones de tipo continuo.

FRENTE ESTACIONARIO. Se entiende por frente estacionario o semiestacionario, aquel que se ha movido o se mueve muy poco relativamente desde su última posición sinóptica. Este concepto también es valido para describir el movimiento de un centro de altas o bajas presiones.

FRENTE FRÍO. Es la parte frontal de una masa de aire frío en movimiento que empuja a su paso aire más cálido Generalmente, con el paso de un frente frío, disminuye la temperatura y la humedad, la presión aumenta y el viento cambia de dirección. La precipitación ocurre generalmente dentro o detrás del frente. Al paso de este sistema, se pueden observar nubes de desarrollo vertical que pueden provocar chubascos o nevadas si la temperatura es muy baja. La masa de aire que viene desplazando el aire más cálido provoca descensos rápidos en las temperaturas.

FRENTE OCLUIDO. También conocido como oclusión. Se produce cuando un frente frío que se desplaza por lo regular más rápidamente, alcanza a un frente caliente, provocando una oclusión en altura.

FRENTE POLAR. Frente casi permanente de gran extensión de las latitudes medias que separa el aire polar relativamente frío y el aire subtropical relativamente cálido.

FRÍO. Condición del clima caracterizada por temperaturas bajas o menores que la normal.

FRONTOGÉNESIS. Proceso de formación o intensificación de un frente. Ocurre cuando dos masas adyacentes de aire de diferente densidad y temperatura se unen por efecto del viento existente creando un frente. Es común en las costas orientales de Norteamérica y Asia. Es lo opuesto a frontolisis.

FRONTOLISIS. FUERZA DE CORIOLIS. Fuerza ficticia que aparece al considerar a la Tierra como sistema de referencia para el movimiento. Depende de la latitud y de la velocidad del objeto en movimiento. En el Hemisferio Norte, el aire es desviado hacia el lado derecho de su ruta, mientras que en el Hemisferio Sur el aire es desviado hacia el lado izquierdo. Esta fuerza es máxima en los polos y no existe en el Ecuador.

GASES GENERADORES DE LLUVIA ÁCIDA. Son gases con presencia de iones hidrógeno (H+), que se desprenden principalmente en la combustión y en procesos industriales. Al combinarse con el vapor de agua de la atmósfera forman ácidos. Entre ellos se encuentran los de nitrógeno, azufre, cloro…

GASES DE EFECTO INVERNADERO. Son compuestos químicos gaseosos como el dióxido de carbono y el metano que, vertidos a la atmósfera, contribuyen al efecto invernadero.

GEOPOTENCIAL. Concepto referente a los recursos naturales renovables o no y a los limitantes de origen natural que ofrece un terreno. Establecer su geopotencial consiste en el análisis técnico de los recursos (minerales, suelos, aguas, vegetación y de los limitantes (amenazas naturales) que ofrece, con el fin de tomar decisiones acertadas acerca de su futuro uso.

GLOBO PILOTO. Es un globo que se utiliza con el fin de calcular los vientos en altura. El procedimiento consiste en llenar con helio o hidrógeno el globo y dejarlo libre, después se sigue la trayectoria del globo con un teodolito, registrándose periódicamente su posición (azimut y elevación).

GOES. Geoestacionary Observational Enviromental Satélite. Sistema de satélites geoestacionarios norteamericanos. Están operando dos de estos satélites a los que se conoce como GOES-East y GOES-West por la parte del territorio que cubren en sus observaciones. El Goes del este abarca el Atlántico mientras que el del oeste abarca el Pacífico.

GOTA FRÍA. Es una "bolsa" de aire frío que se separa de la corriente principal o de una borrasca, penetrando hacia latitudes más bajas. Esta bolsa de aire frío queda rodeado por todas partes de aire mas cálido. Este fenómeno puede dar lugar a precipitaciones torrenciales, que suelen degenerar en riadas si por debajo existe un aporte o flujo de vapor de agua importante. Una gota fría puede tener una extensión de más de 10 km y una temperatura menor de 10ºC.

GRADIENTE. Vector perpendicular a las superficies isobáricas, isotermas o de cualquier otro parámetro como la lluvia (isoyetas), las líneas de altura (isohipsas), el viento (isotacas), dirigido desde los valores más altos hacia los más bajos. El valor del gradiente de un parámetro depende de la diferencia de valores de ese parámetro entre dos puntos y la distancia que separa esos dos puntos. A mayor diferencia, mayor gradiente y a menor distancia entre puntos, mayor gradiente también.

GRADO. Medida que representa la diferencia en temperatura en una sola división en una escala.

GRANIZO. Precipitación de trozos de hielo con un diámetro mayor de 5 mm que se origina en nubes convergentes, como las cumulonimbus. Puede tener formas muy variadas y alcanzar en algunos casos un diámetro de hasta 8 cm. con un peso de un kg, pero por regla general su tamaño no excede los 2 cm.

HALO. Fotometeoro en forma de anillo luminoso centrado sobre un astro que se produce cuando la luz que este emite se refracta sobre los cristales de hielo que se encuentran en suspensión en la atmósfera. Este fenómeno se asocia a la presencia de nubes de tipo Cirrostratos.

HECTOPASCAL. Unidad de presión igual a 100 pascales que equivalen, por tanto, a un milibar.

HELADA. Fenómeno que se presenta cuando la temperatura desciende por debajo de los 0 ºC Si a las 18:00 horas se tienen de cielo despejado y una temperatura ambiente igual o menor a 3 ºC, existe una alta probabilidad de que se presente una helada.

HELADAS POR ADVECCIÓN. Se originan cuando una masa de aire frío se posa sobre una zona.

HELADAS POR RADIACIÓN. Se originan por un descenso de la temperatura de las capas de aire que están en contacto con el suelo debido al enfriamiento nocturno de la superficie terrestre.

HELIÓGRAFO. Es un instrumento que se utiliza para medir las horas de sol durante un día. Consiste en una esfera de cristal que concentra la luz solar y la proyecta en una cartulina en su parte inferior. La cartulina se quema según la intensidad de la luz.

HIDROMETEORO. Fenómeno formado por un conjunto de partículas acuosas, líquidas o sólidas que caen a través de la atmósfera. Las partículas acuosas pueden estar en suspensión, ser remontadas por el viento desde la superficie terrestre o ser depositadas sobre objetos situados en la atmósfera libre. Entre los principales hidrometeoros se encuentran la lluvia, llovizna, nieve, granizo, niebla, neblina, rocío, escarcha, chubasco y tromba.

HIGRÓMETRO. Es el instrumento utilizado para medir la humedad del aire.

HIELO. Estado sólido del agua. Se encuentra en la atmósfera en forma de cristales de hielo, nieve, granizo, entre otros.

HOMOSFERA. Es la región de la atmósfera en la cual la proporción de los componentes del aire, excepto el ozono, vapor de agua y dióxido de carbono, permanecen constantes. Alcanza una altura de aproximadamente 80 Km.

HUMEDAD. Es el contenido de vapor de agua del aire. Se puede expresar como humedad absoluta, específica, relativa o razón de mezcla.

HUMEDAD ABSOLUTA. La cantidad de vapor de agua que contiene 1 m3 de aire.

HUMEDAD RELATIVA. Es la relación entre la cantidad de vapor que existe en el aire, y la máxima que puede existir a una temperatura dada. Se expresa en %. El aire esta saturado cuando la humedad relativa es del 100%.

HUMO. Son pequeñas partículas producidas por combustión que se encuentran suspendidas en el aire.

HURACÁN. Es el nombre de un ciclón tropical con vientos superiores a 120 km/h. En algunas partes se llama tifón.

IMÁGENES DE SATÉLITE. Imágenes tomadas por el satélite meteorológico que revelan información como el flujo del vapor de agua, el movimiento de los sistemas frontales y el desarrollo de un sistema tropical. Las imágenes pueden ser tomadas de manera "visible" en las horas de luz del día o también usando rayos infrarrojos (IR) que revelan la temperatura de las nubes tanto de día como de noche. Las imágenes continuas en pantalla ayudan a los meteorólogos en sus pronósticos.

INDICE DEL CALOR. Se conoce también como temperatura aparente. No es la temperatura real del aire sino un aumento aparente de la temperatura real. es la temperatura que siente el cuerpo humano cuando se combinan las altas temperaturas con la humedad. La influencia de la humedad empieza a ser notable a partir de unos 26ºC. A partir de esta T se pueden producir trastornos más o menos graves en la salud de algunas personas.

INDICE DEL ENFRIAMIENTO DEL AIRE. Cálculo de temperatura que toma en consideración los efectos que el viento y la temperatura tienen en el cuerpo humano. Describe la pérdida promedio del calor del cuerpo y como éste percibe la temperatura. Esta no es la temperatura real.

INESTABILIDAD. Es la propiedad que tiene un sistema en reposo o en movimiento de hacer aumentar toda perturbación que se introduce en él.

INSOLACIÓN. Radiación solar recibida localmente por la Tierra. Depende de la hora del día, época del año y latitud.

INSOLACIÓN TOTAL O ABSOLUTA. Es el tiempo durante el cual el sol ha brillado en el cielo en el transcurso de un período determinado, un día, un mes o un año

INTENSIDAD DE PRECIPITACIÓN. Es la razón de incremento de la altura que alcanza la lluvia respecto al tiempo. Se clasifica en ligera, moderada y fuerte: Ligera 2.5 o menos Las gotas son fácilmente identificables, unas de otras, las superficies expuestas secas tardan más de dos minutos en mojarse completamente. Moderada 2.5-7.5 No se pueden identificar gotas individuales, los charcos se forman rápidamente. Las salpicaduras de la precipitación se observan hasta cierta altura del suelo o de otras superficies planas. Fuerte > 7.5 La visibilidad es bastante restringida y las salpicaduras que se producen sobre la superficie se levantan varias pulgadas.

INVERSIÓN (TÉRMICA). Coloquialmente se le da el nombre de "Inversión Térmica". Situación en la que, contrariamente a lo que sucede normalmente, aumenta la temperatura al aumentar la altitud. En este caso se genera una gran estabilidad atmosférica. Es un fenómeno natural que no representa ningún riesgo para la salud pero que puede resultar peligrosa cuando hay altas concentraciones de contaminantes que debido a la estabilidad atmosférica no pueden dispersarse. Las causas más importantes de este fenómeno son: la radiación (enfriamiento rápido de la superficie terrestre durante las noches sin nubes), la advección (transporte de aire frío hacia zonas calientes, superficies acuosas), la subsidencia (descenso de grandes masas de aire normalmente frío, provocado por los sistemas de altas presiones) y los fenómenos frontales.

INVERSIÓN FRONTAL. Este tipo de inversión se presenta cuando una masa de aire caliente es obligada a elevarse sobre el aire más frío, esto sucede en las proximidades de una zona frontal.

INVERSIÓN POR RADIACIÓN. Este tipo de inversión se presenta generalmente por la noche, cuando la superficie terrestre, al no recibir la radiación del sol que la calienta, se enfría y por tanto el aire que se encuentra en contacto con la superficie se enfría más que el de mayores alturas.

INVERSIÓN POR SUBSIDENCIA. Este tipo de inversión se debe al ascenso del aire caliente cuando es reemplazado por una masa de aire frío que desciende sobre la superficie.

IONOSFERA. Parte de la atmósfera que se extiende desde una altitud aproximada de 80 Km hasta donde termina la termosfera. Se caracteriza por una concentración elevada de iones y electrones libres que favorecen las comunicaciones por medio de las ondas cortas y largas

IRRADIACIÓN. Proceso de enfriamiento de la capa de aire atmosférica más próxima a la litosfera debido a la pérdida de calor del suelo. Es un fenómeno frecuente en las noches invernales con cielo despejado y puede originar inversiones térmicas y la formación de nieblas si existe humedad suficiente en el ambiente..

ISOBARA. Es una línea trazada sobre un mapa sinóptico con la que se unen puntos donde la presión atmosférica tiene el mismo valor.

ISOHIPSAS. Líneas que unen puntos distintos con igual altura. Son las líneas utilizadas en los mapas de altura donde se grafican las superficies con igual presión. Los mapas de isohipsas más usados son los de 850hPa, 700hPa, 500hPa y 300hPa.

ISOLÍNEA. Línea que une puntos geográficos con igual valor de cierta variable.

ISOTACAS. Líneas que unen puntos donde el viento sopla con la misma intensidad. Un mapa de isotacas a 500hPa o 300hPa delimitaría la situación aproximada de las diferentes corrientes en chorro del planeta.

ISOTERMA. Es una línea trazada sobre un mapa sinóptico con la que se unen puntos donde la temperatura tiene el mismo valor.

ISOYETA. Es una línea trazada sobre un mapa sinóptico con la que se unen puntos donde se registra igual cantidad de precipitación.

LARGO (PLAZO METEOROLÓGICO). El del orden de un mes.

LA NIÑA. Es una de las fases extremas de un fenómeno no periódico característico del sistema océano -atmósfera del Pacífico ecuatorial. Se caracteriza por una disminución de la temperatura de la superficie del mar y una mayor intensidad de los los vientos alisios.

LATITUD. Es el ángulo de elevación de un punto sobre el Ecuador. Se expresa en grados, minutos y segundos..Los polos están situados a 90 grados de latitud Norte y Sur y el Ecuador a cero grados (0).

LATITUDES ALTAS. Se conocen también como regiones polares. Son anillos de latitud situados entre los 60 y 90 grados norte y su r..

LATITUDES BAJAS. Se conocen también como regiones tropicales. Son anillos de latitud situados entre los 30 y 0 grados norte y sur

LATITUDES MEDIAS. Se conocen también como regiones templadas. Es el cinturón de latitudes entre los 35 y 65 grados norte y sur.

LITOMETEORO. Fenómeno relacionado con la suspensión de partículas sólidas no acuosas en la atmósfera o levantadas del suelo por el viento. Ejemplos son, la calima, el smog y las tormentas de arena en zonas desérticas.

LONGITUD. Es la distancia de arco existente entre el meridiano que pasa por un punto de la superficie terrestre y el meridiano 0 de Greenwich. Este valor se expresa en grados, minutos y segundos; va desde 0º hasta 180º Este u Oeste, según nos encontremos a Oriente u Occidente de Greenwich.

LUZ. Porción del espectro electromagnético visible al ojo humano.

LLOVIZNA Precipitación en forma de pequeñísimas gotas de agua, con diámetros menores de 0.5 milímetros, muy próximas unas a otras. Caen desde una capa densa de nubes estratos..

LLUVIA. Precipitación de partículas de agua líquida en forma de gotas de diámetro mayor de 0.5 mm. Si cae en una zona amplia, el tamaño de la gota puede ser menor. La intensidad de la lluvia se basa en el porcentaje de su caída. "Muy liviana" (R--) significa que las gotas no mojan la superficie. "Liviana" (R-) denota que se acumula hasta un nivel de 0.10 pulgadas por hora."Moderada" (R) significa que la cantidad de lluvia oscila entre 0.11 a 0.30 pulgadas por hora."Pesada"(R+) indica que cae 0.30 pulgadas de lluvia por hora.

LLUVIA ÁCIDA. Partículas acidificadas presentes en la atmósfera que se depositan en la superficie terrestre con la precipitación. Esta precipitación generalmente tiene un pH inferior a 5 y en algunas ocasiones mucho menor, según la concentración de componentes ácidos. Las causas a las que se atribuye este fenómeno, son las emisiones atmosféricas principalmente de los óxidos de azufre y de nitrógeno, el uso de combustibles fósiles, la industria, el transporte, el uso de fertilizantes, la combustión de desechos industriales, urbanos y agrícolas… La lluvia ácida produce daños en los materiales expuestos, alteraciones en el desarrollo de la vegetación y alteraciones químicas y biológicas en los ecosistemas acuáticos.

MAPA DE SUPERFICIE. Mapa que muestra la sinopsis de la situación meteorológica a nivel de superficie. Por norma internacional el nivel medio del mar es considerado como el nivel superficial, por lo que por lo que los observatorios situados a mayor o menor altura deben ajustar sus lecturas por medio de correcciones.

MASA DE AIRE. Volumen extenso de aire con características de temperatura y humedad similares en toda su extensión horizontal. Una masa puede cubrir una región de varios millones de kilómetros cuadrados y poseer varios kilómetros de espesor.

MASA DE AIRE ESTABLE. Ver estabilidad atmosférica.

MASA DE AIRE INESTABLE. Es la que presenta inestabilidad en las capas inferiores. Se producen nubes convectivas y precipitaciones y el contenido de humedad es elevado.

MESOSFERA. Capa de la atmósfera ubicada encima de la estratosfera.

METEORO. Fenómeno además de las nubes, que es observado en la atmósfera o en la superficie del globo terrestre. Los meteoros, se han clasificado en cuatro grupos principales: Hidrometeoro, Litometeoro, Fotometeoro, y Electrometeoro.

METEOROLOGÍA. Ciencia que estudia la atmósfera y los fenómenos atmosféricos. Comprende el estudio del tiempo y el clima y se ocupa del estudio físico, dinámico y químico de la atmósfera terrestre.

METEORÓLOGO. Es un científico que estudia la atmósfera y los fenómenos atmosféricos.

METEOROLOGÍA SINÓPTICA. Estudia los fenómenos meteorológicos en tiempo real, basándose en las observaciones realizadas a la misma hora y anotadas sobre mapas geográficos con el objeto de predecir el estado del tiempo futuro.

MICROCLIMA. Es un conjunto de afecciones atmosféricas que caracterizan un contorno o ámbito reducido. Está tipificado por: Elementos topográficos- Acción del calor- Temperatura media anual- Humedad- Lluvias y vientos- Altura sobre el nivel del mar- Hidrografía- Naturaleza del suelo- Potencial electromagnético.

MILIBAR (Mb). Unidad de medida estándar para la presión atmosférica utilizada por el Servicio Nacional de Meteorología. Un milibar es equivalente a 100 newtons por metro cuadrado. La presión estándar es de 1,013.25 milibares.

MILÍMETRO DE MERCURIO (normal). Presión ejercida por el peso de una columna de mercurio de esa altura, sobre la base de dicha columna, cuando el mercurio se encuentra a cero grados Celsius de temperatura. Medida usada antiguamente para expresar la presión atmosférica.

MILÍMETROS DE PRECIPITACIÓN (ALTURA DE LA PRECIPITACIÓN). Forma de medir las precipitaciones de lluvia y nieve. Espesor en milímetros de la capa de agua acumulada sobre un suelo horizontal por una o varias precipitaciones, si no hubiera infiltración, ni evaporación y si las precipitaciones que caen bajo forma sólida se encontraran fundidas. En número es igual al de litros por m2 , porque si llueve un litro en 1 m2 significa que sobre ese terreno se deposita una capa de 1 mm de agua (1 mm • 1 m2 = 1 litro).

MONZONES. Vientos temporales de dirección persistente, los cuáles sufren un cambio muy pronunciado en la dirección normal de los viento, en cierta época del año.

MONZÓNICO. Tipo de clima en el cual el tiempo de lluvias es en verano.


Sector Los Yuyos, Colliguay

NEBLINA. Manifestación visible de gotas de agua suspendidas en la atmósfera en o cerca de la superficie de la tierra, reduciendo la visibilidad horizontal a menos de un kilómetro. Se origina cuando la temperatura y el punto del rocío del aire presentan valores similares y existen suficientes núcleos de condensación.

NEVADA. Cantidad de nieve que cae en un período de tiempo determinado. Normalmente durante 6 horas expresada en pulgadas o centímetros de profundidad.

NIEBLA. Es un hidrometeoro. Es un fenómeno que se da cuando el contenido de vapor de agua en el aire es suficientemente alto como para que, con una temperatura lo suficientemente baja, se sature y se convierta en pequeñas gotas de agua en suspensión, reduciendo enormemente la visibilidad. Para que estas gotas se formen, se necesitan pequeñas partículas de polvo, polución, etc, alrededor de las cuales se condensa el vapor de agua. Reduce la visibilidad a menos de 1 Km. Provoca sensación de frío, es pegajosa y húmeda, y a veces "moja" de verdad.Para que se produzca este meteoro, es imprescindible la existencia de tres factores, una inversión de temperatura -aumento del valor térmico con la altura- que dificulte los movimientos verticales del aire, poco viento y una humedad relativa próxima al 100%. Las épocas más propicias para su formación son durante el final del otoño, casi todo el invierno y comienzo de la primavera; aunque no son descartables en otros momentos del año.

NIEVE. Precipitación de cristales congelados de hielo, blancos o transparentes, configurados en una compleja forma hexagonal. Por lo general cae de nubes estratiformes, pero puede caer como lluvia de nieve desde otras nubes cumuliformes. Usualmente aparece en forma de apretadas escamas o copos de nieve..

NIÑO. Fenómeno oceánico-atmosférico de intensidad variable característico del Pacífico. Provoca cambios en la temperatura y en los sistemas de presión en la región tropical del Océano Pacífico afectando los climas del mundo entero.

NOAA. National Oceanographic and Atmospheric Administration. Es la dependencia gubernamental estadounidense que administra todos los recursos oceanográficos y atmosféricos de ese país

NORMALES CLIMATOLÓGICAS. Valores medios de los elementos meteorológicos (temperatura, humedad, precipitación, evaporación, etc.) calculados con los datos recabados durante un periodo largo y relativamente uniformes, generalmente de 30 años.

NUBE. Aglomeración de góticas de agua en estado líquido, sobreenfriada o congelada suspendidas en el aire. La nube se forma en la atmósfera debido a la condensación del vapor de agua sobre partículas de humo, polvo y otros elementos que en conjunto se conocen como núcleos de condensación. La Organización Meteorológica Mundial ha definido 10 géneros de nubes, cada uno de los cuáles tienen forma distinta y puede ser asociado a diferentes hidrometeoros o fotometeoros.Nubes AltasCirros (Ci ). Nubes de aspecto filamentoso. No provocan precipitación.Cirrocúmulos(Cc). Nubes de aspecto de glóbulos. No provocan precipitación.Cirrostratos (Cs) Nubes con aspecto de velo. Originan el halo solar y lunar.Nubes Medias Altocúmulos (Ac). Con forma de glóbulos. No provocan precipitación.Altoestratos (As). Forman un manto que tapa al sol. No provocan precipitación. Originan la corona solar y lunar.Nimbostratos (Ns) Capa nubosa gris de tipo estable que oculta al sol y provoca precipitaciones continuas e intermitentes.Nubes Bajas Estratocúmulos (Sc) Bancos de nubes cumuliformes que producen lloviznas y lluvias ligeras.Estratos (St ) Manto de nubes grises que pueden provocar lloviznas al espesarse mucho.Cúmulos (Cu) Nubes aislada y densas, que se desarrolla verticalmente con protuberancias. No producen lluvias.Nubes de Desarrollo Vertical Cumulonimbos (Cb) Nube grande y densa, de considerable desarrollo vertical que produce chubascos y tormentas eléctricas.

NÚCLEO DE CONDENSACIÓN. Partícula sobre la que se produce la condensación del vapor de agua existente en la atmósfera. Los núcleos se pueden presentar en estado sólido o líquido.

OLA DE CALOR Período de clima caluroso anormal e incómodo. Puede durar desde varios días a varias semanas.

OLA DE FRÍO. Rápida descenso de la temperatura hasta llegar a una temperatura que impone la necesidad de impartir protección especial a la agricultura, la industria, el comercio o las actividades sociales.

ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE METEOROLOGÍA (O.M.M.). Esta organización coordina los avances científicos a nivel mundial acerca de las predicciones del clima, la investigación de la contaminación, los cambios de clima, estudios de la reducción de la capa de ozono y de los pronósticos de tormentas. Propone el intercambio de información del clima en forma ágil y exacta para uso público, privado y comercial, incluyendo a las líneas aéreas y de carga marítima. Fue establecida por las Naciones Unidas en 1951 y está compuesta de 184 miembros.

OSCILACIÓN DEL SUR (E.N.O.S).. Es un cambio periódico del fenómeno El Niño cuando está sobre el área tropical del Océano Pacífico. Representa la distribución de la temperatura y la presión sobre un área del océano.

OSCILACIÓN TÉRMICA. Es la diferencia entre la temperatura más cálida y la más fría registradas a lo largo de un año o de un día.

ÓXIDOS DE NITRÓGENO (NOx). Nombre general de los compuestos de nitrógeno con oxígeno. Principalmente son el monóxido de nitrógeno (NO) y el dióxido de nitrógeno (NO2). Los NOx constituyen importantes contaminantes atmosféricos que se generan en todos los procesos de combustión. A mayor temperatura en los procesos de combustión, mayor es la cantidad producida de óxidos de nitrógeno

OXÍGENO (O2). Gas incoloro, inodoro y sin sabor que es el segundo componente más importante del aire seco. Equivale a 20.946% por volumen de aire seco.

OZONO (O3). Es un gas casi incoloro y es una forma que toma el oxígeno (O2). En la parte baja de la atmósfera es un contaminante que daña los tejidos vivos y el caucho; mientras que en la estratosfera desempeña una importante función al filtrar los rayos ultravioleta. Se usa en algunos tratamientos de purificación del agua.

PARCIALMENTE NUBOSO O CIELO POCO NUBOSO. Estado del tiempo cuando la presencia de unas cuantas nubes no oscurece completamente el cielo o el día en ningún momento. El Servicio Nacional de Meteorología no tiene un criterio exacto para esta condición.

PASCAL. Unidad de presión del Sistema Internacional. Se define como la presión ejercida por una fuerza de un Newton sobre la superficie de un metro cuadrado.

PERTURBACIÓN. Este término puede usarse para diferentes casos. Puede aplicarse a una baja presión o a un ciclón pequeño de poca influencia y también sirve para designar un área que muestra señales de actividad ciclónica.

PLUVIÓMETRO. Instrumento que mide la cantidad de lluvia que ha caído. La unidad de medida es en milímetros.

POLVO. Pequeñas partículas de tierra u otra materia suspendidas en el aire. PPM. Partes por millón. Forma de medir concentraciones pequeñas. 300 ppm equivalen a 0,03%.

PRECIPITACIÓN. Es un conjunto de partículas acuosas, líquidas o sólidas, cristalizadas o amorfas, que caen de una nube o de un conjunto de nubes y que alcanzan el suelo. Esto incluye la lluvia, llovizna, llovizna helada, lluvia helada, granizo, hielo granulado, nieve, granizo menudo y bolillas de nieve.

PRESIÓN. Es la fuerza ejercida por un cuerpo debido a su peso en cada unidad de superficie.

PRESIÓN ATMOSFÉRICA. Es la presión o el peso que ejerce la atmósfera en un punto determinado. La medida se puede expresar en varias unidades: hectopascales, en milibares, pulgadas o milímetros de mercurio (Hg). También se conoce como presión barométrica.

PRESIÓN BAROMÉTRICA. Ver presión atmosférica.

PROMEDIO DIARIO. Temperatura promedio para un día que se obtiene haciendo un promedio de las lecturas de cada hora o, también, de las temperaturas máximas y mínimas.

PRONÓSTICO. Pronunciamiento sobre sucesos futuros. El pronóstico del tiempo incluye el uso de modelos objetivos basados en algunos parámetros atmosféricos, unidos a la habilidad y experiencia del meteorólogo. También se conoce como predicción.

PSICRÓMETRO. Instrumento usado para medir el vapor del agua contenida en la atmósfera. Consiste en dos termómetros, un bulbo mojado y otro seco. También se le conoce como psicrómetro oscilador.

PUNTO DE CONGELACIÓN. Proceso de cambio de estado líquido a estado sólido, opuesto a la fusión. La temperatura a la que se solidifica un líquido en cualquier situación. El agua pura bajo presión atmosférica se congela a 0 grados Celsius o 32 grados Fahrenheit. En oceanografía, el punto de congelación del agua desciende con el aumento de la salinidad.

PUNTO DE EBULLICIÓN. Temperatura en la que un líquido cambia a estado de vapor. El punto de ebullición o de hervor del agua pura se obtiene a una temperatura de 100 grados Celsius o 212 grados Fahrenheit.

PUNTO DE ROCIO. Temperatura a la que debe enfriarse el aire (a una presión constante) para saturarse, es decir, para formar gotitas de agua.

RADIACIÓN SOLAR. La proveniente del Sol, incluso después de sufrir reflexión o dispersión; es de onda corta.

RADIACIÓN TERRESTRE. La emitida por cualquier elemento del planeta, luego de ser calentado por el Sol; es de onda larga.

RADIOSONDA. Instrumento para medir variables meteorológicas en las capas superiores de la atmósfera.

RÁFAGA. Es un aumento repentino y significativo en las fluctuaciones de la velocidad del viento. La velocidad punta del viento debe alcanzar por lo menos 16 nudos (30 km/h) y la variación entre los picos y la calma es de por lo menos 10 nudos (18 km/h). Generalmente la duración es menor de 20 segundos.

RAYOS CÓSMICOS. Partículas muy energéticas provenientes principalmente de fuentes externas al sistema solar.

RELÁMPAGO. Manifestación luminosa que acompaña una descarga brusca de electricidad atmosférica. Esta descarga puede saltar de una nube al suelo o producirse en el seno de una nube, entre dos o más nubes, o entre una nube y el aire circundante.

RESOLANA. Radiación de onda larga emitida por el suelo caliente.

ROCÍO. Condensación en forma de pequeñas gotas de agua que se forman en el césped y en otros objetos pequeños cercanos a la tierra cuando la temperatura ha caído al punto del rocío. Esto ocurre generalmente durante las horas de la noche.

SATURAR. Alcanzar la capacidad máxima de vapor en el aire pasada la cual comienza a condensarse.

SENSIBLE (calor). El que baja la temperatura al perder calor y la aumenta al ganarlo.

SISTEMA CLIMÁTICO. Porción del planeta donde tiene lugar el clima.

SATÉLITE. Cualquier objeto que recorre una órbita alrededor de un cuerpo celeste. Suele utilizarse para designar objetos fabricados para orbitar la Tierra, ya sea de manera geoestacionaria o polar. Entre la información que se obtiene de los satélites del tiempo, se incluye: la temperatura y humedad del aire a grandes alturas; registros de la temperatura de las cúpulas de las nubes, de la tierra y del océano; monitoreo de los movimientos de las nubes para determinar la velocidad de los vientos a grandes alturas; trazado del movimiento del vapor del agua; monitoreo del sol y la actividad solar y compilación de datos de instrumentos meteorológicos en diferentes partes del mundo.

SATELITE METEOROLOGICO. Cuerpo artificial que gira alrededor de la Tierra o permanece estacionario sobre el Ecuador, capaz de fotografiar la cubierta de nubes de grandes áreas.

SATELITE ORBITAL POLAR. Satélite cuya órbita pasa sobre los dos polos de la Tierra.

SEQUÍA. Condición climática anormalmente seca en un área específica que se prolonga debido a la falta de agua y causa un serio desbalance hidrológico.

SISTEMA DE ALTA PRESIÓN. Área de presión relativa máxima con vientos divergentes rotando en sentido opuesto a la rotación de la tierra. Se desplaza en sentido del reloj en el hemisferio norte y viceversa en el hemisferio sur. Conocido también como anticiclón, es lo opuesto a un área de baja presión o ciclón.

SISTEMA DE BAJA PRESIÓN. Área de presión relativa mínima con vientos convergentes. Se desplaza en sentido contrario a las agujas del reloj en el hemisferio norte y viceversa en el hemisferio sur. Conocido también como ciclón, es lo opuesto a un área de alta presión o anticiclón.

SISTEMA SEMIPERMANENTE DE PRESIÓN. Sistema relativamente estable y estacionario de presión y viento donde la presión es predominantemente alta o baja según los cambios de estación.

TECHO DE NUBES. Es la capa más baja de nubes que se reporta como partida o encapotada. Si el cielo está totalmente oscurecido, el techo es el límite de la visibilidad vertical.

TEMPERATURA. Medida del movimiento molecular o el grado de calor de una sustancia. Se mide usando una escala arbitraria a partir del cero absoluto, donde las moléculas teóricamente dejan de moverse. Es también el grado de calor y de frío. En observaciones de la superficie, se refiere principalmente al aire libre o temperatura ambiental cerca a la superficie de la tierra.

TEMPERATURA MAXIMA. Valor más alto de la temperatura del aire medio durante un día.

TEMPERATURA MEDIA. Promedio de lecturas de temperatura tomadas durante un período de tiempo determinado. Por lo general es el promedio entre las temperaturas máxima y mínima.

TEMPERATURA MINIMA. Valor más bajo de la temperatura del aire medio durante

TERMÓGRAFO. Es esencialmente un termómetro que se autoregistra. Es un termómetro que registra continuamente la temperatura en una cartilla.

TERMÓMETRO. Instrumento que sirve para medir la temperatura. Las diferentes escalas usadas en meteorología son: Celsius, Fahrenheit y Kelvin o Absoluta.

TERMOSFERA. Capa atmosférica situada encima de la mesosfera.

TIEMPO (meteorológico). Es el estado de la atmósfera en un momento y lugar determinado. Para definirlo se utilizan términos que tienen que ver con claridad, nubosidad, humedad, precipitación, temperatura, visibilidad y viento. Cambia en cuestión de horas o días. Tipos de tiempo son, por ejemplo: borrascoso, caluroso, lluvioso, etc.

TIEMPO SEVERO. Cualquier evento destructivo del tiempo. Término que caracteriza a eventos como las tormentas de nieve, tormentas muy intensas o tornados.

TIFÓN. Es el nombre de un ciclón tropical con vientos sostenidos de 118 km/h (65 nudos) ó más que se presenta en el Pacífico Norte. Este fenómeno recibe el nombre de huracán en el Pacífico Nororiental y el Atlántico Norte y se le llama ciclón en el Océano Indico.

TORMENTA O TRONADA. Es un evento de corta duración en la micro escala caracterizado por truenos, relámpagos, ráfagas de viento, turbulencia, granizo, hielo, precipitación, corrientes moderadas y violentas hacia arriba y abajo y, en condiciones muy severas, tornados. Se produce por una nube cumulonimbus,

TORNADO (TWISTER en Estados Unidos). Columna de aire que rota violentamente en contacto con y extendiéndose entre una nube conectiva y la superficie de la tierra. Es el más destructivo de los fenómenos atmosféricos. Presentándose las condiciones necesarias, puede ocurrir en cualquier parte del mundo, pero se presenta más frecuentemente en los Estados Unidos de Norte américa en el área entre las montañas Rocosas y los Apelmaces en el este del país.

TRONADAS. Nombre que se le da a las nubes que producen descargas eléctricas y por consiguiente truenos.

TROPOPAUSA. Límite superior de la troposfera.

TROPOSFERA. Capa inferior de la atmósfera, escenario del clima que contiene toda el agua atmosférica.

TRUENO. Sonido emitido por los gases mientras se expande rápidamente a través del canal de descarga de un relámpago. Las temperaturas pueden elevarse a más de 10,000 grados Celsius en microsegundos, ocasionando una violenta onda de presión, compuesta por compresión y ondas de succión. El tronar se crea cuando el oído capta partes separadas de la descarga, registrando primero la parte más cercana de la luz del rayo y, después, la parte más lejana.

TURBULENCIA. Movimientos desordenados del aire compuestos por pequeños remolinos que se trasladan en las corrientes de aire. La turbulencia atmosférica es producida por aire en un estado de cambio continuo. Puede ser causada por las corrientes termales o conectivas, por diferencias en el terreno y en la velocidad del viento, a lo largo de una zona frontal o por una variación de la temperatura y la presión.

TWISTER. Término en el vocabulario popular en los Estados Unidos de Norte américa usado para designar a un tornado.

ULTRAVIOLETA. Radiación electromagnética cuya longitud de onda es menor que la visible.

UTC. Es la hora de tiempo universal, también conocida como GMT (Reñí Meran Time). En este enlace puedes ver las conversiones a otros tiempos locales

VAGUADA. Eje de bajas presiones, prolongación de una depresión, representada por un sistema de isobaras en forma aproximadamente de V, cuya concavidad está dirigida hacia las bajas presiones.

VAPOR DE AGUA (H2O). Es el agua en estado gaseoso. Es uno de los componentes más importantes de la atmósfera. Debido a su contenido molecular, el aire que contiene vapor de agua es más liviano que el aire seco. Esto contribuyes a que el aire húmedo tenga la tendencia a elevarse.

VELOCIDAD DEL VIENTO. Es el promedio del movimiento del aire durante un período de tiempo preestablecido.

VENTISCA O TORMENTA DE NIEVE. Es una condición de tiempo severo caracterizada por temperaturas muy bajas, vientos de 55 km/h o más, junto con la caída de nieve lo que reduce la visibilidad a 300 metros o menos por un período de por lo menos 3 horas. Una ventisca severa tiene temperaturas cercanas o inferiores a los 12 grados Celsius bajo cero, vientos superiores a 72 km/h y visibilidad reducida por la nieve a casi cero.

VIENTO. Movimiento del aire en relación a la superficie terrestre, generalmente de manera horizontal. Hay cuatro aspectos del viento que se miden: dirección, velocidad, tipo (ráfagas y rachas) y cambios. Los cambios superficiales se miden con veletas y anemómetros mientras que los de gran altitud se detectan con globos piloto, radiovientos o reportes de la aeronaútica civil.

VIENTOS ALISIOS. Son dos cinturones de viento que soplan desde los centros de alta presión subtropicales moviéndose hacia la zona de baja presión ecuatorial. Son vientos de poca altitud caracterizados por su consistencia en su dirección. En el hemisferio norte, los vientos alisios soplan desde el Noreste y en el Hemisferio Sur los vientos alisios soplan desde el Sureste.

VIENTO ANABÁTICO. Viento húmedo y fresco que se eleva por una ladera y que a su paso se condensa provocando la formación de nubes de tipo lenticular en la cima.

VIENTO CATABÁTICO. Aire cálido y seco que desciendo a sotavento de una montaña, después de haberse condensado toda la humedad en el lado de sotavento.

VIENTOS DEL ESTE. Término usualmente empleado para designar vientos con un componente persistente desde la dirección este. Ejemplo: los vientos alisios.

VIENTOS DEL OESTE. Cinturones amplios de vientos persistentes con un componente occidental. Es el movimiento atmosférico predominante centrado alrededor de las latitudes medias de cada hemisferio. Cerca de la superficie de la tierra los vientos del oeste se extienden aproximadamente entre los 35 y 65 grados de latitud, mientras en los niveles altos se extienden en dirección más ampliamente hacia los polos y el Ecuador.

VISIBILIDAD. Medida de la opacidad de la atmósfera, y por lo tanto, es la distancia mayor desde la que uno puede observar objetos con el uso de la visión normal. El Servicio Nacional de Meteorología la califica con diferentes términos. La visibilidad excepcional es la visibilidad determinada desde un punto cualquiera de observación. La visibilidad preponderante es representativa de la condiciones de visibilidad de la estación de observación. La visibilidad sectorial es visibilidad hacia una dirección específica que representa un arco de por lo menos 45 grados en el horizonte. La visibilidad de torre es la visibilidad detectada por la torre de control de trafico aéreo (siglas en inglés, ATCT).

VORTICIDAD. Cuando las partículas del aire son arrastradas por el viento, se trasladan y al mismo tiempo giran sobre si mismas presentan no sólo un movimiento de traslación, sino también un movimiento de giro sobre sí mismas (vorticidad). Una vorticidad positiva indica la circulación del viento en el sentido de las agujas del reloj en el hemisferio sur. La negativa es una circulación anticiclónica. wind chill. Es la sensación térmica que experimenta el cuerpo humano debido a la acción del viento, es decir, la temperatura aparente resultado de la temperatura del real del aire y la velocidad del viento.

ZONA CICLOGENETICA. Es la zona en donde se presentan las condiciones favorables para la formación de un ciclón.Zona de Convergencia Intertropical, (Intertropical Convergence Zone, TCZ), es el eje a lo largo del cual los vientos alisios del Nordeste del Hemisferio Norte encuentran a los vientos alisios del Sudeste del Hemisferio Sur.