martes, 7 de octubre de 2008

                                                    - Imagen: Francesco Maglione -

Además de las luces LED, la utilización de energías renovables empieza también a verse en los semáforos. Un caso ejemplar en este sentido es Berlín, cuyos semáforos funcionan exclusivamente con electricidad "verde". Por otra parte, diversas ciudades están instalando a modo de prueba semáforos con luces LED alimentados por placas solares. De esta manera, la fuente de energía es totalmente ecológica y asegura un constante flujo de electricidad incluso de noche, ya que cuenta con acumuladores, aunque también presenta como principal inconveniente su alto coste. 

En este sentido, Ciudad del Cabo (Sudáfrica) ha colocado recientemente cuatro pares de estos semáforos en el barrio sureño de Ottery. Según los responsables municipales, su éxito podría suponer la generalización de estos dispositivos en toda Sudáfrica en los próximos años. Una iniciativa similar se está probando desde el año pasado en el barrio de Nodia, en la India, en este caso con 27 semáforos LED solares. En Japón, la compañía Lintec asegura contar con modelos de este tipo de semáforos solares de gran duración y eficiencia. 

Las posibilidades ecológicas son en algunos casos hasta creativas. Los materiales empleados en la fabricación de los semáforos son complicados y caros de reciclar, por lo que su eliminación en vertederos suele ser la opción fácil. Sin embargo, los diseñadores Daniel Krivens y Nicholas Lee, de la empresa Greenlight Concepts, han creado unas lámparas a partir de la reutilización de los componentes de los semáforos. La variedad de tamaños y diseños permite ofrecer a sus clientes varias posibilidades con precios que oscilan entre los 63 y los 208 euros.


No hay comentarios: