sábado, 18 de julio de 2009



Algo más que un mero adorno en casa

Enviado por Emilio de los Santos Benítez

En ciertos materiales domésticos, como cortinas, moquetas, madera contrachapada o adhesivos está presente un tipo de gas tóxico llamado formaldehído o aldehído fórmico. Este compuesto deteriora la calidad del aire de los hogares, causando posibles alergias, asma o hasta dolores de cabezas.

¿A quién acudir ante esta amenaza que pocos conocen? A las plantas, ellas serán nuestras aliadas. Un estudio del Instituto Nacional de Horticultura de Corea del Sur ha confirmado que tener macetas dentro de casa ayuda a mejorar el aire y a suprimir el formaldehído.

La investigación expuso dos plantas domésticas diferentes, un ficus benjamina (Ficus Benjamina) y una aralia o fatsia (Fatsia Japonica), al tóxico en cámaras de prueba. Primero se comprobó la capacidad de purificación de la planta completa, y después se hizo lo mismo con cada una de las partes de las mismas: hojas y tallo por un lado, y raíces por otro.

Los dos ejemplares eran capaces de absorber un 80% del formaldehído en 4 horas. En las cámaras sin sujeto de pruebas, el compuesto se reducía sólo a un ritmo del 7,3%, durante el día, y del 6,9%, durante la noche, en 5 horas.

No obstante, el análisis ha observado que las partes aéreas (tallo y hojas) reducen más el contaminante de día que de noche. Esto se debe a que los estomas, pequeños poros que tienen los vegetales en su superficie, sólo están abiertos de día.

En cuanto a las raíces, se aprecia cierta diferencia: las del ficus absorben prácticamente lo mismo que su zona aérea de noche, mientras que las de la aralia parecen asimilar algo más que su parte superior en horas de poca luz. La diferencia puede deberse a que la raíz de la fatsia ocupa más superficie, ya que necesita una maceta más grande.

Aunque el estudio se ha centrado sólo en estos dos ejemplares, los resultados son aplicables a casi todas las plantas domésticas. Por tanto, ya no es justo mirar a la maceta de casa como un mero objeto decorativo, sino como un elemento purificador del aire que mejora nuestra calidad de vida.

No hay comentarios: