sábado, 18 de julio de 2009



Conejos acaban con la flora de una isla de la Antártida

Enviado por Juanma

Desde que en el año 2000 se decidió acabar con los gatos que habitaban en la isla de Macquarie, el número de conejos se ha incrementado notoriamente consiguiendo arrasar con las plantas de la zona.

Los conejos se introdujeron en la isla en 1878 por cazadores de foca para alimentarse. En 1970, la población de conejos llegaba a 130.000 unidades afectando considerablemente al entorno de la isla por lo que se inició, el primer proyecto de control de la población mediante mixomatosis, consiguiendo reducir el número hasta 20.000 en una década.

Los gatos conseguían mantener a raya a los conejos pero fueron exterminados ya que se comían a aves marinas de la zona y ello produjo un consiguiente crecimiento del número de conejos.

Ahora, el daño causado por los conejos a la flora de la isla se estima en 11 millones de libras esterlinas que las autoridades tendrán que gastar para contener a la población de estos lepóridos y evitar un mal mayor.

En la actualidad existen alrededor de 100.000 conejos que acaban con el follaje de esta isla situada entre Australia y la Antártida, siendo uno de los lugares más importantes para la procreación del pingüino real.



No hay comentarios: