sábado, 18 de julio de 2009



Internet y su huella ecológica

Enviado por Silvia García

Es domingo por la mañana. Te levantas y abres la página Web de Verdecito para leer las últimas noticias ambientales. A la vez abres otras dos nuevas ventanas para buscar en Google y Wikipedia un par de conceptos que no te han quedado claros. Y te bajas un video de YouTube mientras lees tus últimos emailes.

Esta situación puede parecerte inofensiva, pero ¿Sabías que navegar por Internet tiene un impacto en el medio ambiente? ¿Te sorprendería saber que la industria de internet genera el 2% de las emisiones globales de C02?

Las páginas Web tienen archivos almacenados en servidores que están en ordenadores conectados a través de redes que necesitan electricidad para su funcionamiento. Y como todos sabemos, la electricidad se produce quemando combustibles fósiles como petróleo, carbón o gas natural. En esta línea, un nuevo estudio de la Universidad de Harvard ha revelado que 2 búsquedas en el Google causan emisiones de C02 equivalentes a hervir agua en una kettle (típico hervidor de agua de 1-2 litros de capacidad usado en países anglosajones). De acuerdo con el citado estudio, una búsqueda en el Google genera 7g de C02 mientras que hervir agua en una kettle genera 15g. Esto es debido a la forma que Google tiene de operar, con enormes centros de datos repartidos alrededor del mundo, los que consumen mucha energía. Google no opera sólo con un servidor; al hacer una búsqueda, ésta va a diferentes servidores los que compiten entre ellos. Los servidores están repartidos por el mundo y Google nos manda los datos de vuelta desde el servidor que produce la respuesta más rápidamente. El sistema minimiza el tiempo de espera para el usuario pero consume mucha energía.

Otros estudios calculan entre 1g y 10 g de emisiones de C02 por cada búsqueda en el Google, dependiendo de si se enciende específicamente el ordenador para hacer la búsqueda o ya estaba encendido, ya que solamente tener el ordenador encendido genera entre 40 g y 80 g de C02 a la hora.



Críticas a estos cálculos no se han hecho esperar y otros investigadores estiman que se pueden hacer 8 búsquedas en el Google hasta que se emita el mismo C02 a la atmósfera que al hervir agua en la kettle, y no sólo 2 como las investigaciones de la Universidad de Harvard desvelan. Además, algunos contestan al estudio de la Universidad de Harvard argumentando que el cuerpo humano emite 3 litros de gas al día, que contienen 0.07 g de CH4, gas de efecto invernadero hasta 25 veces más potente que el C02 y que tiene el mismo efecto sobre el calentamiento global que 2g de C02. De este modo podríamos calcular la cantidad de pedos a los que equivale una búsqueda en el Google o hervir agua para un café.

Bromas aparte, la polémica está servida y mientras unos se empeñan en demostrar los impactos ambientales de la industria asociada a internet a otros les parece insignificante comparado con las emisiones procedentes de fuentes naturales. Lo que sí es cierto es que hay muchos intereses económicos en juego en una industria totalmente emergente y que se ha vuelto imprescindible para el desarrollo de la economía ¿Quién podría trabajar sin conexión a internet? Y no solo trabajar, ya que internet es una fuente creciente de ocio en las sociedades industrializadas. Entretanto, quizás nuevos estudios calculen en los próximos meses cuantos gramos de C02 se emiten a la atmosfera por hervir agua en Second Life o si los avatares contribuyen al calentamiento global emitiendo CH4.

No hay comentarios: